´Insistir en mantener las raíces del niño adoptado es un error´

El experto catalán ofrece hoy en A Coruña y mañana en Vigo dos conferencias sobre los casos de TDAH en niños adoptados

20.09.2013 | 07:36
El doctor Josep Cornellá. // Aniol Resclosa
El doctor Josep Cornellá. // Aniol Resclosa

josep cornellá - Pte. de Psiquiatría de la Asociación de Pediatría

En los últimos años el número de diagnósticos de TDAH (Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad) ha ido incrementándose de forma exponencial y más aún en el caso de niños adoptados. El doctor Josep Cornellá profundizará en estos casos en Galicia en dos conferencias: hoy estará en la Universidad de A Coruña (13.00 horas, Salón de Grados de Ciencias de la Educación) y mañana en Vigo (Hotel Los Galeones, 10.00 horas).

-¿Por qué hay tantos casos de niños adoptados a los que se diagnostica este trastorno?

-En estos casos hay que valorar el diagnóstico diferencial; esto significa que, aunque los síntomas parezcan de este trastorno, hay que profundizar más allá. Los niños adoptados han sufrido unas carencias afectivas en sus primeros años de vida que les han marcado. Ellos no han tenido un vínculo que les de seguridad, que es algo fundamental, o tienen un vínculo desorganizado ya que han tratado de acercarse a distintos cuidadores. Esto provoca unos síntomas que se parecen a los de TDAH, pero no siempre lo son.

-¿Qué síntomas hacen pensar que estos niños adoptados sean TDAH?

-Pues aparte de lo que más conocemos que es que son muy movidos, que no atienden en clase, falta de motivación, etcétera, nos encontramos con una sociabilidad indiscriminada, esto es que son muy simpáticos con todo el mundo, no hay reacción ante un extraño porque no hay ese vínculo. Los tratamientos farmacológicos para TDAH pueden funcionar, pero lo importante es trabajar muy a fondo para lograr construir ese vínculo.

-Los padres adoptivos, ¿qué pueden hacer para lograr construir ese vínculo?

-Es un trabajo de mucha paciencia y de mucho amor que, desde luego, no se consigue si el niño llega a casa y en lugar de sus padres se encuentra con una cuidadora. También creo que es un error ese interés que tienen muchos padres por mantener las raíces del niño. Me encuentro en la consulta, por ejemplo, con padres que apuntan a sus niños a ruso. Ese niño ahora es gallego o catalán y es su hijo, ¿para qué quiere aprender ruso? Lo que hay es que reflexionar sobre cómo conseguir integrarlo en su nuevo hogar.

-¿Y en la adolescencia, también es preferible no acercarle a sus raíces?

-Lo importante es no mentirles. Decirles que su madre les dejó porque era pobre y no podía cuidarlos o que se murió, si no es así, es un error. Si les abandonó pues hay que decírselo así. Cuando se ha logrado establecer ese vínculo y los chavales tienen 18 años y se les dice que tienen derecho a buscar a su familia biológica, a la mayoría no le interesa hacerlo.

-¿Qué consecuencias puede tener un TDAH no tratado?

-Es esencial tratarlo a tiempo. Cuando estos niños crecen sin tratamiento se multiplica por tres el riesgo del consumo de drogas, entre otras cosas.

-¿Por qué en España no existe la especialidad de psiquiatra infantil?

-Es el único país de la Unión Europea en el que ocurre y es tremendo porque el 25 por ciento de los niños y adolescentes puede tener algún problema de salud mental. En la Asociación Española de Pediatría creamos un grupo de psiquiatría para resolver, de momento, estas inquietudes.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine