Personajes

La espía gallega que engañó a Hitler

Consiguió que el mítico espía "Garbo" fuese aceptado como agente doble por los Aliados

10.04.2013 | 18:11
Araceli González Carballo. / FdV
Araceli González Carballo. / FdV

"En Lisboa, el antiguo criador de pollos Juan Pujol, invulnerable al rechazo, había continuado dando la lata a los británicos para que le reclutaran. A pesar de que suministraba pruebas que demostraban que ahora estaba al servicio de los alemanes, fue rechazado de modo reiterado. Su mujer, Araceli, que era su cómplice desde el principio, se hizo cargo de su causa y se acercó al agregado naval estadounidense en Lisboa, que contactó con su equivalente en la embajada británica, el cual debidamente (pero muy despacio) envió un informe a Londres. Al final, el MI6 se dio cuenta de que el agente que mandaba los mensajes falsos debía ser Juan Pujol García, el español que les había contactado repetidamente en Lisboa". Este párrafo pertenece a "La historia secreta del Día D" (Crítica), libro de reciente aparición escrito por Ben Macintyre que narra muchos aspectos hasta ahora desconocidos de la historia de los agentes dobles que engañaron a la Alemania nazi y facilitaron el desembarco de Normandía, que acabó con la derrota del régimen de Hitler.
Para algunos, el reseñado párrafo puede parecer un galimatías, pero para otros estamos ante la confirmación del importante papel que jugó una gallega, Araceli González Carballo, dentro de la red de espías agentes dobles que lograron hacer creer a Hitler y al resto del Alto Mando alemán que la invasión de las tropas aliadas iba a producirse en Calais, donde los nazis habían procedido a organizar una fortísima defensa, cuando en realidad se efectuó en Normandía, un lugar en el que los alemanes no la esperaban. El engaño se perpetró entre varios agentes dobles, y uno de los más importantes fue el citado Juan Pujol, alias "Bovril" y "Garbo" para los aliados, alias "Arabela" para los alemanes.

La figura de Araceli González Carballo no es en absoluto desconocida. Hace tres años, José de Cora estrenó un documental sobre su vida destacando su labor de espía, hecho que ningún historiador ha discutido. Ahora bien, lo que sí ha venido siendo objeto de debate ha sido la verdadera dimensión de su papel en un evento tan importante como fue el Desembarco de Normandía. A esta incógnita puede responderse ahora con más rigor tras lo escrito por Ben Macintyre, y no tanto por lo que dice como por quién lo dice pues Macintyre, columnista y editor de The Times, y uno de los más prestigiosos investigadores del mundo del espionaje, bebe de las fuentes directas de los últimos archivos abiertos de los dos servicios de inteligencia británica: el MI5 y el MI6.


Araceli González Carballo (Lugo, 1914-Madrid, 1990) y Juan Pujol García (Barcelona, 1912-Caracas, 1988) se conocieron en Burgos en 1938. Pujol era un joven oficial que había comenzado la guerra del lado republicano pero que después se pasaría al bando "nacional", decisión de la que muy pronto se arrepentiría. Por su parte, Araceli era una "mujer bella, de familia acomodada, valiente y cosmopolita" que, durante la guerra, había prestado sus servicios como enfermera en el hospital de sangre de Lugo donde, según se cuenta, "despuntó por su carácter nada melindroso". El citado José de Cora confesaba que, investigando la vida de Araceli, llegó a preguntarse quién era el auténtico espía en aquel matrimonio, si él o ella, y existe un detalle en el que se repara: el alias alemán de Juan Pujol, "Arabela" , que significa mujer bella, resulta muy fácil de interpretar como un juego de palabras con Araceli.

Praza da Soidade

La periodista lucense María Hervera llegó a conocer personalmente a Araceli. Hervera relató al diario El Progreso: "Yo nací en la Praza da Soidade, donde mi familia tenía una tienda de antigüedades. Araceli hizo un día una compra allí y se hizo muy amiga de mi abuela, que fue quien empezó a contarme los primeros detalles de la vida de aquella señora tan elegante y atractiva, cuyos sombreros llamaban la atención en Lugo". María Hervera supo así que aquella mujer había sido esposa de un espía legendario; su interés por ella se fue acentuando pero, cuando se dio cuenta, la dama se había ido a vivir a Madrid, donde falleció.


El que Juan Pujol hubiese podido convencer a los aliados de que podía ser un excelente agente doble gracias a la intermediación de Araceli, que buscó sus contactos no ya entre los ingleses sino acudiendo a los norteamericanos, no es el único descubrimiento que Ben Macintyre hace en este libro. Aunque no se extiende demasido sobre el asunto, el autor del subtitulado "La verdad sobre los superespías que engañaron a Hitler" también "deja caer" que a finales de la Segunda Guerra Mundial, el matrimonio Pujol-Carballo atravesaba por graves desavenencias, por no decir que estaba roto, hecho que "Garbo" delataba en sus flirteos con las mujeres bellas con las que se encontraba, algo que no se le había notado hasta entonces.

Y la pareja ciertamente, se separó tras la guerra. Juan Pujol "se divorció de Araceli y se mudó a Venezuela -escribe Macintyre- Como aficionado de toda la vida al lenguaje y a la literatura se convirtió en profesor de castellano de la Shell Oil y abrió una librería. A instancias suyas, Tommy Harris (su antiguo jefe directo en el MI5) difundió un rumor de que había muerto de malaria en Angola. Garbo se deslizó silenciosa y completamenme fuera del centro de atención, fijando su residencia en Zulia, en la orilla del lago Maracaibo (...) En 1984 surgió brevemente de las sombras cuando el escritor Nigel West se lo encontró y le convenció para regresar a Londres para un reconocimiento formal de sus logros durante la guerra en Buckingham Palace. Después volvió a desaparecer en Venezuela. Murió en 1988 y está enterrado en Choroní, junto al mar".

Es posible que, a esas alturas, Araceli aún continuase luciendo sus esplendoros sombreros por el amurallado Lugo o ya en el Madrid cosmopolita. Ella falleció dos años después en la capital de España a los 86 años de edad.

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

 
Enlaces recomendados: Premios Cine