GALLEGOS EN LA CIMA
SOLEDAD SABURIDO ÁLVAREZ 

´Las semillas de los pueblos originarios de América son un legado a proteger´

La bióloga pontevedresa participa en la secuenciación del genoma de la judía en Guanajuato, México

31.03.2013 | 09:20
´Las semillas de los pueblos originarios de América son un legado a proteger´
´Las semillas de los pueblos originarios de América son un legado a proteger´

De niña, cuando jugaba como precoz agricultora en la huerta de su "abuelita Maruja", en Poio, no se imaginaba que muchos de aquellos alimentos que también ella sembraba en su pequeña parcela procedían desde el otro lado del Atlántico, donde habían empezado a ser cultivados miles de años antes por los pueblos indígenas del continente americano. Hoy Sole Saburido (Pontevedra, 1980), una "apasionada de la agricultura y la educación", trabaja en un proyecto iberoamericano de secuenciación del genoma de la judía o frijol, una de las plantas originarias de México junto con el maíz o el aguacate, dentro del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio). Ubicado en Irapuato, muy cerca de la ciudad de Guanajuato, dispone de avanzadas tecnologías para profundizar en el conocimiento de la enorme riqueza natural del país y conservarla para el futuro.
"Es uno de los centros más importantes de Latinoamérica, nunca había estado en uno tan bien equipado. Cuanto más sepamos sobre las plantas, más eficiente será el manejo de los cultivos y conseguiremos variedades más resistentes. Mantener la biodiversidad nos permite disponer de un banco de semillas con el que enfrentar imprevistos como la mutación de una enfermedad o las peores consecuencias del cambio climático", defiende.
Especializada en Biología Vegetal, Sole realizó su tesis sobre la judía en el grupo de leguminosas de la Misión Biológica de Galicia-CSIC y el pasado enero se incorporaba a Langebio, gracias a una beca de la Fundación Barrié, para estudiar durante los próximos dos años cómo las formas silvestres de esta especie fueron siendo domesticadas y dando lugar a todas las variedades actuales.
Sole apela a la dimensión ética de la ciencia: "Ambas tienen que ir de la mano. A veces el avance tecnológico parece el centro de todo, pero fueron los pueblos originarios los que, a veces, de forma casual, consiguieron todas las variedades que tenemos hoy. Ellos transmitieron su saber y sus semillas de generación en generación y es un legado que debemos proteger".
Una herencia que los intereses económicos ponen muchas veces en peligro. "Las grandes compañías desarrollan una única semilla y la venden por todo el mundo, de forma que los agricultores acaban por perder la diversidad y también su cultura. Por eso debemos ayudarles a que defiendan su territorio y sus semillas", aboga convencida.
Un objetivo global en el que la educación juega un papel clave. Sole, que llegó a aprobar las oposiciones para ser docente tras acabar la carrera en Galicia, realiza un curso de huertos escolares por internet. "El conocer y aprender ayuda a preservar y mantener", sostiene.
Langebio forma parte del centro de investigación nacional Cinvestav y la bióloga pontevedresa trabaja en el grupo del mexicano Alfredo Herrera, que además es el coordinador académico. "Aquí hay muchos estudiantes universitarios. Los incentivan mucho a investigar, mientras que en España te puedes llegar a sentir un poco desamparado", compara.
En los laboratorios trabajan expertos mexicanos pero también estadounidenses, europeos y japoneses. Sole ha desterrado de su vocabulario diario palabras del español que se habla a este lado del océano, entre ellas judía porque "nadie la entiende", y en su forma de hablar ya es evidente la cadencia mexicana. "También tengo una mezcla con el acento de Argentina, el país de mi novio, Roberto, porque desde octubre hasta que nos vinimos en diciembre estuvimos viviendo allí", comenta entre risas.
Tanto ella como su pareja, artista joyero de profesión, están disfrutando intensamente de la oferta cultural de Guanajuato, sede del Festival Internacional Cervantino, uno de los certámenes artísticos más importantes del continente y del resto del mundo. "Es una ciudad muy bella e impresionante en cuanto a monumentos. También es universitaria y me recuerda a Santiago, pero a 2.000 metros de altitud. El primer día que vi una callejoneada de la tuna, con la gente caminando detrás de los músicos mientras cantaban ´Sola se queda Fonseca´ no me lo podía creer", relata divertida.
La capital no sufre problemas de inseguridad como otras zonas de México: "Por su propia orografía, metida entre montañas, no conviene al narcotráfico, que no dispondría de un acceso fácil. Yo estoy muy tranquila aquí". Alguna vez le han echado en cara el pasado colonial de nuestro país –"En una ocasión me dijeron si venía de nuevo a robarles y yo respondí que no me hacía cargo de todo lo que habían hecho los españoles"– pero en general la gente es "muy amable", incluso a veces "demasiado servicial":
El termómetro roza los 30 grados estos días en Guanajuato y Sole, que ya ha plantado guisantes y lechugas en su terraza, confiesa "echar de menos" la lluvia que de forma incesante riega desde hace semanas la huerta familiar de Poio.

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Casi 250 personas han muerto ahogadas este año

El 81% de las víctimas han sido hombres - En lo que llevamos de julio ya han fallecido 36 personas

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

 
Enlaces recomendados: Premios Cine