Una grancanaria de 36 años logra ser madre tras superar un cáncer linfático

Vitrificó cuatro óvulos antes de iniciar el tratamiento

22.03.2013 | 09:39

Vanessa, una canaria de 36 años, es la segunda mujer española que consigue ser madre gracias a la vitrificación de óvulos previa a un tratamiento oncológico al que se vio abocada tras el diagnóstico de un Linfoma no Hodgkin (LNH) -un cáncer hematológico-, en plena etapa reproductiva. Para el IVI (Instituto Valenciano de la Infertilidad) es el primer nacimiento del programa de preservación de la fertilidad -gratuito para pacientes oncológicos- desde su puesta en marcha en 2007.

La maternidad de Vanessa López solo tiene un precedente en España para este tipo de técnicas en mujeres con cáncer, el de una paciente de Barcelona que sufría un tumor de ovario. La paciente acudió a la clínica en el año 2010 tras conocer el diagnóstico de su enfermedad para vitrificar sus óvulos. En febrero de 2012, una vez recuperada y con el alta médica, volvió a la clínica para realizar un tratamiento de fecundación in vitro con los cuatro óvulos que se preservaron.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine