´No importan vivencias sino expectativas´

21.03.2013 | 07:37

La décima y última estrategia para lograr mayor calidad de vida es, según Esgueva, pensar en el legado que queremos dejar y, para ello, preguntarse qué sentido tiene lo que estamos haciendo hoy.
Una afirmación de esta experta en coach es que "la paz empieza por los cambios de uno mismo, como reflejo del individuo, y no se puede empezar la casa por el tejado, culpando a los demás de nuestros propios errores". Para que la gente no entre en pánico en los actuales momentos, Mónica Esgueva aconseja "la aceptación: porque no puedes luchar contra lo que ya está ocurriendo y así te evitarás un gran sufrimiento interno. En lugar "de quejarnos por lo que nos falta, fijémonos en aquello que podemos agradecer".
Familia humana
Otra idea de Esgueva es que debemos darnos cuenta de que formamos parte de una familia humana y que compartimos la Madre Tierra, que no es un cubo de basura donde echar los desperdicios, sino un ser vivo que nos acoge. "Cada cual debe interpretar su propia música pero dentro de un concierto general, sabiendo que somos todos parte de un mismo cuerpo universal y que lo que hacen unos repercute en los otros", dice.
Y otras dos ideas centrales de eta polifacética mujer, que ha vivido diez años fuera de España, especialmente en París, y ha recorrido hasta 70 países Una, resaltó, es que nuestras vidas están moldeadas no tanto por nuestras vivencias como por nuestras expectativas. Otra, que si queremos ampliar los límites de nuestra vida, hemos de empezar por expandir los límites de nuestra mente.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine