Celebración del 8 de marzo

Ida y vuelta de una migración de mujeres

Emprendedoras hoy, como hace medio siglo, salen a Centroeuropa en busca del sueño dorado del empleo - El 35% de la emigración gallega a Alemania de 1961 a 1975 fue de mujeres; desde la crisis sali eron de Galicia otras 37.500

09.03.2013 | 03:10
Brais Lorenzo
Brais Lorenzo

Dos historias reales: las de dos emigrantes de los siglos XX y XXI ejemplifican el pasado y el futuro de la mujer trabajadora. No ha sido la diáspora, ni la guerra, sino las crisis económicas y el deseo de crecimiento personal, lo que las ha lanzado al centro neurálgico de Europa, Alemania. Colectivos feministas, sociales y políticos hicieron mención el Día Internacional da Muller de las que un día tuvieron que salir. "Por eso la historia vuelve. Vuelve a pasar el tiempo por donde ha pasado, y es inexorablemente.Pues el tiempo avanza en espiral, volviendo atrás, recogiendo, integrando...", aseguraba la filósofa María Zambrano en La razón en la sombra.

Julia González salió hace justamente medio siglo a Alemania. Era 1963. Dejó cinco hijos en Galicia, con una hermana. No sabía apenas leer ni escribir ni tampoco había oído hablar jamás en alemán. Pero aún así se fue, con la firme intención de reencontrarse con su marido en Hagen y trabajar. Y fue, precisamente, su empleo ininterrumpido durante años el que le permitió volver un día a su tierra, donde hoy ve crecer a su bisnieta Valeria.

Cincuenta años después, Lorena Pereiras, nacida Castrelo de Miño en 1982, reside en Berlín. Ha conseguido trabajar en una profesión cuyas puertas profesionales no tenían, ni de lejos, las mismas perspectivas en Galicia. Era licenciada universitaria cuando llegó a la ciudad, que ya conocía por estado allí un año con una beca Erasmus y contaba con el respaldo de su familia. Pereiras conoció EE UU, vivió en Madrid... pero su vocación como traductora se convirtió en un hándicap para conseguir un trabajo digno cerca de su tierra.

Son como dos vagones de un tren que repite destino. "Las mujeres emigrantes trabajadoras siempre dentro y fuera de casa, son las grandes olvidadas por la historia; pese a que también fueron el soporte para amortiguar el coste emocional y afectivo que suponía la ruptura con la propia tierra". Esta frase iluminó la presentación de la exposición "Emigración de mujeres valientes", que visitó Vigo. Entre ellas, muchas exiliadas, emprendedoras o emigrantes por pura necesidad.

La emigración es, en palabras de la catedrática en Economía María José Rodríguez Galdo "es un capítulo de la historia del trabajo". Y en los años sesenta, al igual que hoy, obedece a un mecanismo de búsqueda de empleo".

La sangría de la emigración a Centroeuropa produjo entre los años 61 y 75 la salida de una población gallega de 358.633 personas, de las que un 21% eran mujeres. La mayor presencia femenina se registró en Gran Bretaña y Alemania -según datos del profesor de Geografía Julio Hernández Borge, el 35,5% de la emigración germana y el 54% de la británica eran féminas-.

¿Qué ocurre hoy? A falta de datos fiables sobre el registro de jóvenes que salen a buscar un empleo en Europa, un informe reciente del sindicato CIG "Muller e mercado laboral" realizado con motivo del Día Internacional da Muller, asegura que un total de 37.427 mujeres de entre 15 e 34 anos abandonaron Galiza en los últimos cinco años. La mayoría, de entre 25 e 29 anos. "Son mujeres que terminan sus estudios, no encuentran trabajo y emigran. Lo mismo pasa con los hombres", explican desde el mismo sindicato.

A diferencia de hace medio siglo, cuando muchas mujeres s no eran consideradas como emigrantes -a no ser que fuesen solas-, la falta de datos en la actualidad se debe a una Europa con fronteras más abiertas, donde no es obligatorio inscribirse en el registro consular.

La mujer gallega está hoy más preparada y accede a otros puestos de más responsabilidad en las empresas. "En la práctica, no es lo mismo porque a la altura de los años 60 la emigración femenina no estaba aún bien vista; era una salida a mundos inciertos y se hacía propaganda sobre los peligros que significaba para las mujeres", explica Rodríguez Galdo. Se presentan como transgresoras de una norma social o como seres débiles e indefensos que hay que tutelar, para que no caigan en las temidas redes del "tráfico de blancas" o librarlas de estereotipos étnicos que las estigmatizan.

"Hay que resaltar aquí que en la década de los años 60 una gran mayoría eran mujeres guapas, sanas, jóvenes y, sobre todo, valientes, porque la mayoría de ellas emigraron solas, sin familia", explicó recientemente la emigrante Carmen Couto, vicepresidenta de la Coordinadora Federal del Movimiento Asociativo en la RFA, en un seminario sobre la evolución de la mujer emigrante en Alemania.

"Todos los mundos son tan nuevos como antiguos y peligrosamente abiertos". La frase de Juan Goytisolo en El universo imaginario encierra una verdad actual de la emigración gallega.

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Casi 250 personas han muerto ahogadas este año

El 81% de las víctimas han sido hombres - En lo que llevamos de julio ya han fallecido 36 personas

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

 
Enlaces recomendados: Premios Cine