Paradojas de la nueva legislación

Comprar sí, pero fumar no

Sanidad podría permitir a los bares vender tabaco pese a que con la nueva ley antitabaco no se podrá fumar en ellos

26.10.2009 | 20:38
Este acto podría no desaparecer con la nueva ley.
Este acto podría no desaparecer con la nueva ley.

El Ministerio de Sanidad y Política Social estudia dar la posibilidad seguir vendiendo tabaco a bares, cafeterías y restaurantes de seguir vendiendo tabaco pese a que, con el endurecimiento de la actual ley antitabaco que planea el departamento de Trinidad Jiménez, no se podrá fumar en ellos.

En la reunión que mantuvo Jiménez el pasado martes con representantes de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), que agrupa a unos 50.000 hosteleros, la ministra se mostró comprensiva con las preocupaciones de este sector ante el endurecimiento de la ley antitabaco.

El director del departamento de política sectorial de esta entidad, César García, reivindicó que la nueva medida "puede hacer perder una importante fuente de ingresos y favorecer el cierre de nuevos establecimientos".

Nuevo cambio legislativo

Con la normativa actual, vigente desde enero de 2006, todo aquel establecimiento que no esté adaptado para poder fumar tampoco puede vender tabaco a través de máquinas expendedoras, por lo que los hosteleros temen que, al erradicar el consumo de tabaco en cualquier espacio público cerrado, Sanidad ponga fin a también a su venta en los locales de hostelería.

García ha admitido que los ingresos que se obtienen por tener una máquina de tabaco pueden ascender hasta los 6.000 euros anuales. Además, también se deben tener en cuenta las ganancias indirectas por el consumo que acompaña a la compra del tabaco.

Por ello, desde UPTA solicitaron negociar para "minimizar el impacto económico que ya de por sí tendrá la nueva ley", algo ante lo que, aseguran, Trinidad Jiménez se mostró sensible y reconoció que es una de las medidas que está contemplando su departamento.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine