Condena por violencia machista

Un ex juez de Barcelona pagará 570 euros por agredir a su mujer

José Manuel Regadera dimitió de su cargo como decano de los jueces de Barcelona ante la polémica que levantó el caso

01.10.2009 | 19:18
José Manuel Regadera, ex decano de jueces de Barcelona
José Manuel Regadera, ex decano de jueces de Barcelona

Un juzgado de Barcelona ha condenado al ex juez decano de la ciudad José Manuel Regadera a pagar 570 euros por una falta de lesiones por agredir a su mujer el 2 de abril, mientras que lo ha absuelto de un delito de maltrato familiar. El juez también ha absuelto a la mujer, de profesión notaria, al considerar que ese día agredió a Regadera en "legítima defensa".

La Fiscalía pedía hasta nueve meses de prisión para Regadera por un delito de maltrato, y siete y medio para María Rosa Igay por el mismo delito.

Al ser condenado sólo por una falta, Regadera no será sancionado disciplinariamente como juez, aunque la polémica que levantó su caso ya le llevó a presentar su dimisión como decano de los jueces de Barcelona.

Los hechos

El Juzgado Penal número 16 de la capital catalana considera probado que la noche del 2 de abril Igay y Regadera discutieron por una infidelidad matrimonial del ex decano y la intención de divorciarse. Cuando Regadera subió a su dormitorio, su mujer fue a hablar con él.

A partir de aquí es donde las versiones se contradicen, aunque en la sentencia la magistrada da veracidad al relato de la mujer. Regadera explicó que fue su esposa quien empezó a darle patadas, bofetones, rodillazos y le cogió por los testículos, ante lo que él reaccionó agarrándola por los brazos y echándola de la habitación, después de que ella le mordiera el brazo y le arañara la cara.

No obstante, el parte médico del forense no corrobora esta agresión al juez, ya que Regadera no presentaba ninguna evidencia excepto el arañazo en la cara y una erosión en el brazo que no pudo demostrar que fuera un mordisco.

En cambio, Igay explicó que fue su esposo quien empezó la agresión física agarrándole las muñecas, empujándola contra la puerta y la pared y cerrando la puerta con su brazo atrapado. Sus lesiones si fueron corroboradas por un forense, quien determinó que podían corresponder a lo descrito por la notaria.

Durante el juicio, el 15 de septiembre, la mujer sostuvo que Regadera le amenazó y temió que tras la agresión fuera a buscar un cuchillo para matarla. El ex decano negó este extremo y aseguró que él sólo repelió el ataque de su esposa.

La sentencia

La sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia de Barcelona, llega después de la expectación generada por juicio del ex juez decano, que acabó dimitiendo de este cargo por las presiones de 18 de los 33 jueces de instrucción de Barcelona, que hicieron esta petición en una carta pública.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine