exposición

´Paisajes sensoriales´ enseña al público a oler, oír y tocar diversos lugares

22.04.2009 | 19:27

Olfato, oído y tacto son los protagonistas de la exposición "Paisajes sensoriales", que ofrece la posibilidad de conocer diferentes lugares del mundo a través de otros sentidos distintos al visual y visitar, por ejemplo, Buenos Aires a través del tango y un gol de Maradona.

De esta forma, el visitante a esta muestra, que estará expuesta hasta el 5 de mayo en León, descubre a través de la experimentación sensorial, que los montes ríos, ciudades y llanuras de España suenan a fiesta, a fallas o a la Feria de Sevilla.

Estos tres sentidos aportan el toque innovador a esta muestra que se divide en tres departamentos, que se corresponden con espacios visibles, invisibles e imaginarios, y que pone el broche final al Foro de Desarrollo y Medio Ambiente desarrollado por la Fundación Monteleon, en colaboración con Caja España.

Los espacios invisibles arrancan con un panel de los cinco continentes que contiene botones de distintos rincones del planeta, y al pulsarlos se puede comprobar cómo suenan los distintos lugares, con sonidos que evocan al punto del que proceden.

Además, en otro apartado de la muestra se pueden oler los paisajes comestibles, merced a una caja que encierra la fragancia de una vitrina, donde se esconden especias asiáticas o frutos tropicales.

La montaña, el mar, la granja, el subterráneo y la Navidad son los cinco espacios que el visitante puede tocar, introduciendo sus manos en dos agujeros y accediendo a su textura.

Los espacios visibles se compone en once cuadros de los fondos artísticos de la colección de Caja España, que engloban obras desde el siglo XV hasta el XIX, para apreciar el tratamiento del paisaje en la historia del arte.

Además, este apartado incluye paisajes desde el aire en los que a través de un programa informático se aprecian ciudades y espacios naturales Patrimonio de la Humanidad, en los que el visitante de la exposición puede contemplar el Alcázar de Toledo o la fachada de la Universidad de Salamanca.

Las alcantarillas de Londres, líneas de metro o las bodegas vallisoletanas del Ribera de Duero se enmarcan en la categoría de paisajes subterráneos, que además de cuevas o grutas naturales, acogen representaciones fotográficas de construcciones humanas.

Por último, los paisajes visibles lanzan la necesidad de cuidar el medio ambiente con una denuncia visible de ámbitos degradados o destruidos con el paso de tiempo.

El vertido de hidrocarburo del Prestige en la costa de Galicia o las Médulas de León figuran entre la larga lista de espacios degradados, donde la naturaleza y el hombre han jugado papeles distintos.

Finalmente y de nuevo a través de la informática, se pueden descubrir paisajes imaginarios a través de un recorrido literario y del entretenimiento, con la proyección de producciones cinematográficas o jugando una partida de un videojuego.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine