Fue detenido en Málaga en 2007

Arranca en Viena el juicio contra el apologista nazi Gerd Honsik

20.04.2009 | 16:18
Gerd Honsik a su llegada a los tribunales.
Gerd Honsik a su llegada a los tribunales.

El juicio contra el apologista nazi Gerd Honsik, detenido en agosto de 2007 en la ciudad española de Málaga, se abrió hoy, coincidiendo con el 120 aniversario del nacimiento de Hitler, en el Tribunal de lo Penal de Viena.

En el proceso, que durará tres días, Honsik, de 68 años, es acusado de veintiocho delitos, expuestos en un pliego de cargos de noventa folios y por los que podría ser condenado a hasta un máximo de veinte años de prisión.

La Fiscalía de Viena lo acusa sobre todo de violar la legislación austríaca que prohíbe negar en público el genocidio judío y las cámaras de gas durante el Tercer Reich, así como del asesinato masivo de gitanos y otras minorías de Europa.

"Todavía hay gente que, ciento veinte años después de su nacimiento, niega las atrocidades de Hitler. Ello no sólo es triste, sino también peligroso", advirtió el fiscal Stefan Apostol en su alocución de apertura del juicio, según informan los medios locales.

Honsik no es "cualquier nazi", sino "uno de los revisionistas (del Holocausto) líderes", un "falsificador de la historia", y un "ofuscador", que intenta en sus escritos "resucitar el pensamiento nacionalsocialista" con una demagogia que encuentra eco sobre todo "entre la población de poca educación que sufre del paro", añadió.

Honsik ya fue condenado en 1992 por la justicia austríaca, que lo encontró culpable de los cargos arriba mencionados en su libro "Indulto para Hitler", pero el inculpado huyó ese mismo año y se radicó en España, desde donde continuó divulgando propaganda neonazi, mediante la publicación de varios libros y artículos para la revista extremista "Halt", porque allí no estaban penadas esas actividades.

Pero el 23 agosto de 2007 fue detenido en Málaga, tras una orden internacional de captura dictada por un tribunal austríaco, después de que el juez español Baltasar Garzón entendiera que los hechos por los que Honsik fue condenado en Viena se podían incardinar en el artículo 607 del Código Penal español, reformado en 1995.

En él se tipifica como delito de genocidio la difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos de genocidio o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen esas prácticas.

La detención se vio asimismo facilitada por una resolución europea para combatir el racismo y la xenofobia adoptada en abril de 2007 por los ministros de Justicia de la Unión Europea (UE).

Después de su extradición a Austria el 4 de octubre de 2007, Honsik cumplió una pena de dieciocho meses de cárcel impuesta en 1992 por la Justicia austríaca y desde entonces ha estado en prisión preventiva a la espera de juicio.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine