comunismo

China celebra el aniversario de Mao entre el boato oficial y la apatía popular

26.12.2008 | 18:04

China celebra hoy el 115 aniversario del nacimiento de Mao Zedong, el fundador del actual régimen comunista, con actos oficiales y homenajes en el pueblo natal del Gran Timonel, aunque gran parte de los ciudadanos del país conmemora el aniversario con cada vez mayor apatía.

Shaoshan, la localidad de la provincia sureña de Hunan donde nació el líder comunista en 1893, inauguró una plaza dedicada a su nombre, con una gran estatua de bronce de 10,1 metros de altura, como acto más destacado de este año.


El secretario general del Partido en Hunan, Zhang Chunxian, fue el encargado de inaugurar la obra, señalando que expresa "la eterna reverencia, admiración y recuerdo de esta provincia por el presidente Mao".


Aunque todavía millones de personas visitan Shaoshan para conocer la historia de este personaje que marcó la historia china en el siglo XX, lo cierto es que en ciudades como Pekín, donde el retrato de Mao cuelga de Tiananmen, apenas nadie celebra nada hoy.


"Si le preguntas a la gente que día es hoy, seguro que el 90 por ciento responde que es Navidad, no el cumpleaños de Mao", aseguraba a Efe Li Qianxi, una vendedora de souvenirs en la céntrica calle de Dazhalan.


Mao se ha convertido, de hecho, en un icono para las camisetas, los relojes, las estatuillas y otros objetos de recuerdo que se venden en las tiendas para turistas de todo el país.


El Gran Timonel fue el máximo líder de China entre 1949 y su muerte en 1976.


Aunque los chinos le respetan por haber estabilizado el país tras la invasión japonesa y la guerra civil, también recuerdan sus grandes errores, como las hambrunas que causó el Gran Salto Adelante, el culto a la personalidad y el terror que implantó durante la Revolución Cultural.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine