ALCOHOL

La resaca puede cuadruplicar el riesgo de padecer un accidente de tráfico

23.12.2008 | 18:12

El riesgo de una persona con resaca a padecer un accidente de tráfico puede ser hasta cuatro veces mayor que el de un abstemio debido a que las alteraciones neurológicas que produce ocasionan torpeza y distorsiones visioespaciales.

Esta es la opinión de David Ezpeleta, miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN), una institución que alerta de que el consumo elevado de alcohol en días puntuales como las fiestas navideñas también tiene consecuencias neurológicas.

Según ha manifestado a Efe Ezpeleta, la resaca es "mucho más que un dolor de cabeza"; es un proceso neurológico que "se ha dejado de lado", pero las evidencias apuntan a que puede tener consecuencias peligrosas para conducir.

Con una resaca fuerte todavía puede quedar un índice elevado de alcohol en la sangre y el riesgo al volante de una persona en este estado puede ser mayor del de alguien que se ha tomado dos vinos y da positivo en los test de alcoholemia, señala.

Varios estudios científicos evidencian que la resaca produce torpeza, alteraciones frontales, en la capacidad motora y en el manejo de pies y manos así como en la percepción de la posición del vehículo.

Por ello, una persona que padezca este proceso puede tener dificultades en la maniobra de frenado o para aparcar, asegura.

Ezpeleta advierte sobre los riesgos de beber de forma excesiva los fines de semana y asegura que estudios en ratas han demostrado que este hábito repercute negativamente en la zona frontal del cerebro, el hipocampo y el cerebelo.

"Los jóvenes que se emborrachan habitualmente el fin de semana tienen más problemas de memoria, atención o aprendizaje", señala.

En España el porcentaje de "bebedores excesivos esporádicos" es cada vez más numeroso y comienza a edades más tempranas, señala la SEN que advierte de que enfermedades como la depresión son cada vez más frecuentes en personas que consumen alcohol que en personas abstemias.

Además el atracón de alcohol puede ser un factor importante de riesgo de sufrir alcoholismo, demencia alcohólica, degeneraciones del sistema nervioso o pérdida de visión y memoria en la edad adulta.

Ezpeleta recuerda que el alcohol puede alterar la reserva neuronal y subraya que las investigaciones apuntan a que puede adelantar la presentación clínica de procesos neurodegenerativos como las demencias.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine