Javier Urra: "Mi pronóstico no es bueno en relación a la violencia de género"

El ex Defensor del Menor dijo que la bebida de fin de semana y la utilización de los hijos en los conflictos entre padres separados son dos graves problemas en España

 
Javier Urra fue presentado por la psicóloga y gerente de Alborada Pilar Álvarez Ilarri.
Javier Urra fue presentado por la psicóloga y gerente de Alborada Pilar Álvarez Ilarri. José Lores

F. FRANCO / VIGO "Hay dos temas graves en España en relación a la población infantojuvenil. Uno es el de la droga y la bebida. Son muchos los jóvenes que beben lo indecible en fin de semana. Otro tema es el llamado síndrome de alienación parental por el que una de las partes dificulta los regímenes de visita tras la sepáración haciendo que los hijos pierdan la relación vincular". Esa fue una de las afirmaciones vertidas ayer por el psicólogo y ex Defensor del Menor Javier Urra en su charla en el club FARO sobre" los secretos que guardan los adolescentes y callan sus padres".
Presentado por la también psicóloga y gerente de Alborada Pilar Álvarez Ilarri, Urra basó su intervención en un trabajo suyo recién publicado nutrido a su vez por una encuesta -"la radiografía más completa y actual"-que hizo entre 5.000 personas, alumnos y padres de alumnos sobre lo que ocultan unos y otros. Y ante la diversidad de las respuestas fueron muchos los temas que hubo de tocar siquiera de pasada, uno de ellos vinculado a su experiencia con presos por abusos.
"Soy optimista por vocación -dijo respecto a esto- pero mi pronóstico no es bueno en relación a la violencia de género. No son inusuales los casos en que ellos se creen las víctimas,por estar en la cárcel. Es decir, carecen de conciencia de culpa. Es muy importante que en los niños no cuaje esta visión del sexo femenino presente en generaciones anteriores según la cual cuando hay un maltrato se piensa inmediatamente que algo habrá hecho la víctima".

Hoteles, no hogares
Fueron muchos los casos narrados aunque fuera a vuelapluma, basados en las respuestas de la encuesta, pero no faltaron ideas fuerza por medio. "Hay dos tipos de familias-comentó-. Unas que lo hablan todo y otras que languidecen, casi incapacitadas para hablar por vagancia, formadas por seres que parecen convivir en un hotel de paso más que en un hogar".
Los padres suelen callar, según Urra, todo aquello que piensan que puede preocupar a los hijos y los hijos lo hacen por miedo o creencia de que no van a entendeerlos. "Una de las cosas que callan los padres -dijo cvon cierto tono humorístico- es qué hacían ellos de adolescentes. Será para no darles ideas... A veces, cuando los hijos les dicen que ellos hicieron lo mismo les responden que eran otros tiempos pero es una respuesta cómoda. Eran simplemente más jóvenes".
En cualquier caso, Urra no reclama a los padres que pretendan la excelencia en las relaciones con los hijos sino ser normales ni que seamos translúcidos, que tengamos que contarle todo a los hijos; ni los hijos contarle todo a los padres; ni siquiera una parte de la pareja contarle todo a la otra. "No se lo aconsejo. Callar no es terapéutico pero decir siempre la verdad es innecesario y ocasionalmente perturbador y perjudicial", dijo riendo.
Las edades
"Hay que significar que tanto padres como hijos -afirmó- y en un porcentaje elevado, entienden que no se ocultan nada. Los niños de 11 y 12 años perciben que callan cosas que no deben hacer, pero hacen; a los 15 y 15 ocultan problemas y preocupaciones. A corta edad esconden quien les gusta; a los 15/16 no cuentan las relaciones y el sexo, asimismo silencian que hacen botellón o beben alcohol. Las chicas ocultan más el tema de relaciones con... y de novios. Por contra, los chicos silencian en mayor número las malas notas".
Otra de las ideas expresadas por Urra al calor de esa encuesta es que "tenemos que enseñar a nuestros niños que la vida es lo que es y hay que aceptar frustración, igual que hay que enseñarles a ver con normalidad que la vida encierra mucha soledad, y que es algo fugaz que acaba en la muerte. Sin dramatizarla".

El anillo incrustado en la zanahoria.
Encuentra en una zanahoria el anillo de compromiso que perdió hace 13 años

Encuentra en una zanahoria el anillo de compromiso que perdió hace 13 años

La mujer, de 84 años, lo perdió cuando se encontraba trabajando en la huerta de la granja familiar

A Manolo Sanchís se le cuela la lista de la compra en las redes sociales

A Manolo Sanchís se le cuela la lista de la compra en las redes sociales

Los usuarios de Twitter, Iker Casillas incluido, han bromeado sobre el desliz del exfutbolista

 
Enlaces recomendados: Premios Cine