Edad de Plata

Un libro recupera la voz de Valentín Andrés Álvarez, un oculto del 27

02.12.2008 | 16:51

La generación del 27, conocida como la Edad de Plata, tuvo nombres brillantes como Guillén, Lorca, Alberti, Cernuda, Aleixandre o Salinas, entre otros, pero el movimiento artístico era más amplio y con miembros más ocultos, como Valentín Andrés Álvarez, cuya obra ha permanecido en el anonimato hasta ahora.

Así, la Fundación Banco de Santander, en la línea de recuperar a los autores más interesantes pero también más desconocidos, acaba de reunir en un volumen la Obra Fundamental de Valentín Andrés Álvarez, con "Ensayo, narración y teatro", una selección hecha por José María Martínez Cachero, catedrático de Literatura de la Universidad de Oviedo y experto de la literatura de finales del XIX y principios del XX.

El asturiano Valentín Andrés Álvarez, nacido y fallecido en Grado (1891-1982), destacó mucho en su faceta como economista, siendo catedrático en Oviedo y en Madrid, una circunstancia que en opinión de Martínez Cachero ocultó su otra gran actividad, la de ser "uno de los mejores escritores de la primera mitad del siglo XX, que destacaba por su humor, un rasgo que caracterizó toda su obra", según dijo el antólogo durante la presentación del libro.

Azaña, de quien era amigo; Ortega y Gasset y Dámaso Alonso fueron algunas de las personas que más admiraron la obra de este autor: "dramaturgo de calidad y de éxito, gran ensayista y colaborador de las principales revistas de su tiempo, como Plural y Revista de Occidente".

"Es el hombre que siempre está dejando de ser algo", decía Ortega, que le orientó en su actividad literaria cuando trabajaba en la Revista de Occidente, donde también conoció a Benjamín Jarnés, Mauricio Bacarisse y Lorca, quien se alojó con la compañía la Barraca en su casona de Doriga, en 1932.

Pero Ándres Álvarez tuvo, según Martínez Cachero, una gran pasión por Ramón Gómez de la Serna, quien le influyó en el humor y en las vanguardias, "como a muchos de los de la generación del 27".

Frecuentaba la tertulia del Café Pombo, capitaneada por Ramón. Y de esta tertulia dijo: "No creo que haya habido una tertulia tan absurda, tan pintoresca y tan divertida como aquélla. Entre los asistentes había locos pacíficos, inventores, poetas épicos, líricos y entreverados, y por su puesto, ingeniosos reventadores de todo".

Allí conoció a Ramón Gómez de la Serna, de quien decía que "encauzó el humorismo literario y lo sacó de la chabacanería y de lo simplemente festivo".

Este volumen recoge la selección hecha por Cachero y que abarca el ensayo con "La templanza"; tres narraciones largas, "Telarañas en el cielo", "Sentimental-dancing" y "Naufragio en la sombra", además de dos obras de teatro: "Tararí", que tuvo gran éxito, y "Abelardo y Eloísa, sociedad limitada", que no llegó a representarse.

Todo este material que ahora se publica ha tenido que ser recogido siguiendo un rastreo por las librerías de viejos, y las publicaciones que hizo la editorial Crisol, pero con la publicación de este cuidado volumen, Cachero confía en que se perpetúe y amplíe el conocimiento de Valentín Andrés Álvarez.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine