Religión

El obispo de Huesca reclama los bienes de Peralta, Berbegal y Tormillo depositados en Lérida

01.12.2008 | 12:39

El obispo de Huesca, monseñor Jesús Sanz Montes, reclamará a través de la vía canónica las tres valiosas piezas de las parroquias de Berbegal, Peralta de Alcofea y El Tormillo que se encuentran depositadas en Lérida desde hace un siglo.

Así lo asegura el Obispado oscense tras paralizar la reclamación por vía civil iniciada por los ayuntamientos de estas localidades. Para ello, monseñor Sanz se ha reunido con los párrocos de estos núcleos para que anulen los poderes que concedieron a los ayuntamientos con el fin de que reclamaran las piezas por vía civil.

El vicario general de la Diócesis de Huesca, José Antonio Satué, apuntó que "la Diócesis reafirma su compromiso de iniciar la solicitud de los bienes de las parroquias de Berbegal, Peralta de Alcofea y El Tormillo, que, a título de depósito, no de propiedad, están en la Diócesis ilerdense, a través de la petición que hará el obispo de Huesca sólo por la vía canónica, desestimando la vía civil, al tratarse de bienes eclesiásticos".

Por esta razón, continuó diciendo que "los párrocos de Berbegal, Peralta de Alcofea y El Tormillo, de acuerdo con la asesoría jurídica de este Obispado, revocan el contrato de mandato por el que dieron poderes a los alcaldes de las localidades referidas, a fin de llevar a cabo la reclamación por vía civil de los bienes eclesiásticos pertenecientes a las citadas parroquias".

Satué insistió en que el Obispado de Huesca "valora positivamente el interés de la comunidad cristiana y de los párrocos de estas tres parroquias". De igual modo, agradeció la oferta de colaboración de sus respectivos ayuntamientos.

El obispo de Huesca ha comunicado también a los alcaldes de estas localidades su decisión y les ha convocado a una próxima reunión.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine