EN DIRECTO
Sigue en vivo la segunda etapa de la Vuelta: Nimes - Gruissan (203 km)

Un escriba en el siglo XXI

El ourensano Manuel Moleiro dirige las mejores reproducciones de arte y literatura antiguas del mundo

 
Manuel Moleiro en el Instituto Cervantes de Nueva York
Manuel Moleiro en el Instituto Cervantes de Nueva York Moleiro Editor

MAR MATO / VIGO Las Grandes Horas de Ana de Bretaña es sin duda "la obra maestra de la pintura francesa", señala Moleiro, con sus casi 500 páginas de textos, miniaturas e iluminaciones marginales realizadas en los primerísimos años del siglo XVI. La obra original se encuentra depositada en la Biblioteca Nacional de Francia.
Editoriales de toda Europa solicitaron permiso a la institución para realizar una copia del volumen. Todas recibieron el no como respuesta. Manuel Moleiro no tuvo ni que demandar el permiso para conseguirlo. "Simplemente, nos pidieron que hiciésemos la copia", comenta.
Ejemplos como éste y una trayectoria impoluta en la realización de reproducciones exactas de mapas, códices y libros antiguos han convertido al ourensano Manuel Moleiro -de 55 años de edad y natural del municipio de Cea- en el mejor editor del mundo en réplicas de obras maestras, de joyas únicas.
Su trabajo (una editorial que comenzó su actividad en los años 90) es, ante todo, exquisito y artesanal ya que se utilizan los mismos materiales y la misma forma de encuadernación empleadas siglos atrás para la realización de las obras copiadas.
"Nuestro casi-original de Las Grandes Horas de Ana de Bretaña presenta los cierres del libro en plata de primera de ley porque el original las tiene así. Los pergaminos han sido reproducidos con el mismo color y grosor. Hemos hecho un clon del original", explica rabiosamente satisfecho el editor ourensano.
La exactitud respecto del original va más allá en ésta y todas las obras de Moleiro. Frente al casi original de El libro de los medicamentos simples del siglo XV realizado por Moleiro, su propietario -un jubilado vigués - nos invita a acercarnos a medio milímetro de las páginas. Huelen como si tuviesen cinco siglos.
Este detalle junto a otros miles convierten estas ediciones en únicas e irrepetibles. De cada obra, se realizan 987 ejemplares que se acompañan de un acta notarial que demuestra su exclusividad.
Pero llegar al súmmum de la perfección en este campo del arte y la literatura no es camino fácil ni rápido. "La obra que más tardamos en realizar ha sido la Biblia de San Luis. En total, empleamos seis años; claro que con el original tardaron doce", explica Moleiro.
Los clones del láser
Finalmente, los clones acaban siendo tan idénticos al original que incluso presentan sus mismas marcas, huellas, agujeros o imperfecciones, realizadas en la copia mediante láser. No obstante, para dar el visto bueno a cada ejemplar que entrega la editorial, entra en juego también la tecnología.
"Sometemos a cada obra a una prueba al final. Ponemos la copia al lado del original e iluminamos ambos con un foco de luz de 5.500 grados Kelvin, (una medición física de la luz que permite ver todas las zonas de los libros con la misma intensidad). Si no diferenciamos cuál es la copia y cuál es el original, damos la réplica por buena", detalla el editor.
Entonces, habrá finalizado un trabajo que se realiza en el mismo lugar donde se encuentra el original, que nunca abandona la biblioteca o centro donde se atesora y a donde viaja Moleiro con su reducidísimo equipo (no más de dos personas para la selección de colores).
El resultado final son obras encaminadas a convertirse en joyas del arte y la historia ya que ningún otro libro alberga tanto parecido con el original.
Muestra en Culturgal
Una pequeña selección de estas obras (Atlas Vallard, Tacuinum Sanitatis y Grandes Horas de Ana de Bretaña) podrán contemplarse en Galicia la próxima semana. Será del día 4 al 8 de diciembre, en la Feira Galega das Industrias Culturais (Culturgal), que este año se celebra en A Coruña tras la primera edición el pasado año en Pontevedra.

Encuentra en una zanahoria el anillo de compromiso que perdió hace 13 años

Encuentra en una zanahoria el anillo de compromiso que perdió hace 13 años

La mujer, de 84 años, lo perdió cuando se encontraba trabajando en la huerta de la granja familiar

 
Enlaces recomendados: Premios Cine