congreso

Helados de tortilla de patata y tomate, los preferidos en la feria de San Sebastián

27.11.2008 | 16:48

El helado con sabor a tortilla de patata, el de queso de cabra y el de tomate son los preferidos por el público y profesionales que asisten al congreso "Lo Mejor de la Gastronomía 2008", en San Sebastián.

Un grupo de heladeros artesanos de Jijona (Alicante) ha ofrecido una degustación de sus últimas creaciones dentro del expositor del Patronato de Turismo Costa Blanca, de la Diputación de Alicante, y desde el lunes ha repartido unas 12.000 catas de una treintena de sabores "distintos".

Junto al de tortilla española (hecho con huevo, patata y cebolla), queso de cabra y tomate, dan a probar de sobrasada, aceite de oliva (con leche y aceite), sorbete de tomillo (con ramas de la sierra de Mariola), anís Paloma, "fin de año" (cava y uva), "herbero" (licor casero de hierbas aromáticas) y el ilicitano (con dátiles y nueces), entre otros.

Además, han preparado especialmente para este encuentro uno sabor té Chai y otro llamado "Pericana", antigua comida de pobres en la comarca de La Montaña de Alicante, hecho a base de bacalao, aceite, ñora y pimientos secos tostados al fuego que también ha tenido un gran éxito.

El artesano jijonenco Ricardo Muñoz ha explicado a Efe que se han visto desbordados por el interés del público, muchos de ellos estudiantes de cocina u hostelería, que se han acercado desde el primer día para conocer sus creaciones.

"¿Cómo han metido el bacalao en un helado?", le ha preguntado el estudiante de cocina Jon Fernández al heladero.

Para otro aprendiz, Rubén Arrieta, el de sabor a tomate es su favorito porque "se aprecia el tomate y combina un toque ácido con el dulce, una mezcla de sensaciones muy interesante".

Para este futuro 'chef' el de tortilla española es otro de los más sorprendentes porque "realmente sabe a patata con su cebollita, con una textura muy suave".

Según el heladero artesano, él y sus dos compañeros, Enrique Coloma y Kiko Mira, han traído al congreso gastronómico media tonelada de helado, que han tardado tres semanas en elaborar a partir de un centenar de ingredientes completamente naturales.

Muñoz ha comentado que son conscientes de que nuevos sabores no van a desbancar a los tradicionales, como el chocolate, el turrón, el mantecado y la leche merengada, aunque cumplen la doble función de "gancho" para atraer la atención del cliente y, al mismo tiempo, su confección les permiten investigar.

Además de estas propuestas, el expositor de la Costa Blanca ha ofrecido hoy una degustación de salazones y se ha presentado, con la asistencia del restaurador vasco Martín Berasategui, el libro "Orihuela los Yantares de la Vega Baja", de Pedro Luis Nuño de la Rosa.

A través de las 235 páginas, el escritor y periodista hace un repaso de la rica gastronomía de Orihuela desde hace 2.000 años, que considera la más variada de la Comunitat Valenciana por su influencia de la cultura árabe y de las coronas de Aragón y Castilla.

La alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, ha explicado que este libro refuerza la intención de su ciudad de erigirse en una referencia de la gastronomía española para lo cual han emprendido diversas actuaciones, entre las que ha destacado la reciente cumbre gastronómica Saboreart.

Noticias relacionadas

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine