Estudio

La mayoría de las prostitutas rechaza el uso del condón pese al aumento del sida en Pekín

26.11.2008 | 11:13

Más de la mitad de las cerca de 90.000 prostitutas que trabajan en Pekín rechazan el uso del preservativo a pesar de que el contagio de Sida aumenta en la capital, señala un estudio oficial publicado hoy por la prensa china.

El mismo estudio, difundido por la Oficina Municipal de Salud pública, resalta que durante el último año el contacto sexual se ha convertido en la principal vía de contagio del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en China.

Con un 54,6 por ciento, ha desplazado del primer lugar el uso de drogas intravenosas, asegura el estudio promovido por el Ministerio de Sanidad, que atribuye el incremento a la escasez del uso del condón.

Asimismo, señala que sólo un 46,5 por ciento de las 90.000 prostitutas reconocidas en la encuesta que trabajan en Pekín usan este método profiláctico.

Sin embargo, se desconoce el índice de infección del VIH en el sector de la prostitución, oficialmente prohibida en China, ya que aún no se ha llevado a cabo un programa particular de análisis, agrega el informe.

Pese a la prohibición, la Oficina Municipal de Salud ha repartido preservativos gratuitos en 22.000 puntos, entre ellos hoteles y centros turísticos, lugares donde más ha proliferado la prostitución.

Más de 3.000 máquinas expendedoras de condones han sido instaladas en áreas de ocio en los últimos años, y existe el compromiso de colocar más antes de final de año, en especial en zonas de construcción en las que trabajan más de 500 obreros.

Aún así, las medidas no parecen haber surtido efecto deseado debido, según la propia Oficina de Salud, al rechazo de las propias prostitutas a usar este método.

Desde 1985 y hasta el pasado 1 de noviembre, las autoridades de la capital china ha informado de 5.635 casos de VIH y Sida, de los que un 75,1 por ciento corresponden a inmigrantes chinos procedentes de otras regiones del país.

A finales de 2007 China y ONUSIDA reconocieron unos 700.000 casos de afectados por el VIH en el país asiático, de los que 85.000 han desarrollado Sida.

Datos proporcionados por diversas ONG que trabajan en el sector sanitario señalan que la cifra real puede ser muy superior, ya que no existen sistemas de control en la mayor parte de zonas rurales chinas.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine