libros

Pamela Roberts recoge cien años de fotografía en color

24.11.2008 | 18:06

Desde los inicios de la fotografía, la búsqueda del color ha estado presente y, por ello, a su investigación e historia dedica Pamela Roberts su libro "Cien años de fotografía en color".

Investigadora, escritora y antigua conservadora de la Royal Photographic Society, Roberts ha reunido en la obra, publicada por Electa, una importante colección de fotografías en color de los últimos cien años, desde trabajos en autocromo y otros procedimientos tempranos hasta las nuevas direcciones desarrolladas alrededor del mundo en los años anteriores y posteriores al cambio del milenio.

La exhaustiva colección, compuesta por más de 300 imágenes de los artistas más importantes de la historia desde Auguste y Louis Lumière hasta Ellen Carey o Augus Mill, sitúa las distintas fotografías en su época y contexto y muestra hasta que punto los cambios en la sociedad y el desarrollo tecnológico se han visto reflejados en la fotografía en color.

La selección realizada por Pamela Roberts es muy personal "y suscitará preguntas sobre los criterios de inclusión y exclusión de determinados fotógrafos", señala en la introducción la autora quien afirma que durante su relación de veinticinco años con la fotografía siempre le "ha gustado más el color que el monocromo". "Siempre había querido escribir un libro sobre la historia de la fotografía en colores", ha añadido.

Recuerda en el texto la experimentación del siglo XIX y principios del XX, que trataba de introducir el color en la fotografía e incluía, entre otros procesos, las fotografías coloreadas a mano.

La gama de colores recogida en el libro "es de una diversidad asombrosa", que va de los autocromos puntillistas, los pasteles suaves de los años veinte, el verde pistacho, los rojos carmín y los tintes metálicos del art decó de la década de 1930, los vibrantes azules, rojos y amarillos primarios de las décadas de 1940 y 1950, los estridentes tonos ácidos de la década de 1960, a las combinaciones de color de variaciones infinitas del siglo XXI digital.

Roland Barthes, escritor y semiólogo francés, creía que los colores perjudicaban la autenticidad de la fotografía y eran una mera farsa y, según él, los colores son artificios, cosméticos, como los que se utilizan para pintar cadáveres.

Frente a esta afirmación, la autora recuerda que una de las fotografía más caras del mundo, "The Pond-Moonlight", fechada en 1904 por Edward Jean Steichen, y que fue vendida en una subasta en Nueva York en 2006 por 2.928.000 dólares, es una impresión en color.

"Esta gloriosa impresión en platino con una cubierta de goma múltiple de azul/verde/amarillo/marrón demuestra que nuestra fascinación por los colores en la fotografía es una obsesión del pasado, el presente y el futuro".

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine