Curiosidades

El sexo salta a la política australiana de la mano de un nuevo partido

20.11.2008 | 10:24

Una nueva formación, el Partido Australiano por el Sexo (ASP), saltó hoy a la arena política, en la que tratan de buscar un hueco otras agrupaciones no menos peculiares, como la que propugna Menos Impuestos sobre la Cerveza y la Gasolina.

La presentación en público del partido que persigue cambiar las actitudes de los políticos convencionales y la sociedad australiana hacia la sexualidad, se celebró en la feria del sexo de Melbourne, conocida como la Sexpo, en medio de bastante expectación.

Las encuestas en Australia indican que "la censura y las actitudes de la sociedad hacia el sexo son más abiertas que nunca y, sin embargo, en política ocurre lo contrario", explicó la líder del partido, Fiona Patten, durante la presentación del ASP.

"¿Cuando fue la última vez que escucharon a un político decir algo positivo sobre el sexo?", se preguntó la líder de esta nueva formación, cuyo eslogan es "nos tomamos el sexo en serio".

Patten, directora de la Asociación Eros, que representa a la industria del sexo, indicó que los 500 fundadores del partido representan al sector en sus más variadas especialidades.

El partido, que trabajará para que el sexo sea visto de forma más abierta y también por la igualdad de género, tiene previsto presentar candidatos al Senado y a los parlamentos de los estados que forman la Federación de Australia.

En el seno del partido existe la percepción de que la creación del ASP llega en un momento óptimo debido a la crisis que atraviesa la economía de Australia y que, según sus fundadores, se ha traducido en un aumento del negocio de los establecimientos dedicados a la venta de artículos eróticos.

"Algunos dueños (de sex shops) dicen que cuando empieza la preocupación por las finanzas y la economía, la gente se compra un vibrador o una película pornográfica", señaló.

En su programa político, el partido incluye la incorporación de una asignatura sobre sexo en las escuelas, la reducción de la censura y la legalización del matrimonio homosexual.

Pero a corto plazo, su fin es conseguir que el Gobierno dé marcha atrás a su iniciativa de crear un filtro cibernético para las páginas de internet de contenido sexual.

El filtro bloqueará el acceso de los cibernautas a unas 10.000 páginas relacionadas con el sexo lo cual, según Patten, puede causar la pérdida de unos 16.000 puestos de trabajo en el sector, así como "el acceso a la página web" del partido al tener "la palabra sexo".

El Grupo Cristiano de Australia acusó al nuevo partido de apoyar la explotación y degradación de la mujer con la pornografía y la prostitución, y abogó por situarlo el último en la lista de las formaciones políticas que concurrirán a las próximas elecciones.

En esa cita con las urnas casi una treintena de formaciones de llamativos objetivos, además del ASP, luchan por hacerse un hueco.

La mayoría son poco conocidas por el electorado, como es el caso del Partido Menos Impuestos sobre la Cerveza y la Gasolina, que pese a sus 7.000 afiliados tuvo dificultades para lograr su legalización.

Llaman también la atención partidos como el de la Eliminación de la Prohibición de la Marihuana, el de los Pescadores, el del Servicio Político de Operadores de Taxis, el de la Reforma del Sistema Legal, o el de la Esperanza.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine