CURIOSIDADES

Cinco ´cabs´ empaparán España del espíritu londinense durante cuatro días

20.11.2008 | 18:05

Recién llegados de la "City of London", cinco taxistas ingleses recorrerán con sus "cabs" -los taxis tradicionales londinenses- las calles de cinco ciudades españolas hasta el 13 de diciembre con el objetivo de acercarnos "la autenticidad, la modernidad y el dinamismo" de la capital británica.

La iniciativa se enmarca en las actividades que una marca de ginebra lleva a cabo desde hace dos años con el fin de que los españoles experimenten la "vibrante" vida de la capital del Reino Unido, en una campaña para "londonizar" nuestro país.

En esta ocasión, los encargados de "empaparnos" del rollo londinense serán cinco auténticos taxistas de Londres, Stanley, Gulsun, Michael O'Reilly, Jean-Francois y Michael Calvey, que ayer embarcaron sus "cabs" en una lanzadera con rumbo a Bilbao y hoy se han plantado en el centro de Madrid con el propósito de enseñar a los madrileños su ciudad "desde una perspectiva londinense", ha comentado Stanley.

Los cinco "cabs", con su conductor a la izquierda, se pasearán por Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Valencia y Santiago de Compostela llevando de manera gratuita a todos los que quieran pasar "un momento londinense" con dos únicos requisitos, que la carrera no supere las diez libras (unos 12 euros) y que el viajero haga un esfuerzo por hacerse entender en inglés.

Los taxistas, armados con GPS, se han mostrado entusiasmados con la experiencia antes de comenzar su primera carrera por Madrid y, ante todo, han expresado su entusiasmo por el día brillantemente soleado y la agradable temperatura con la que ha amanecido hoy la capital.

Tras sus primeras carreras, Michael Calvey, que visita por primera vez España, explica la sensación que está causando su querido "cab" -con el que lleva 31 años trabajando- por las calles de Madrid y cómo todo el mundo toca el claxon y le saluda con la mano al verle pasar por su lado.

"Si tengo alguna duda sobre una dirección le pregunto a algún compañero taxista o al conductor de un autobús y, aunque no sepan hablar inglés, hacen un esfuerzo porque nos entendamos", dice Calvey, a quien no le parece "que el tráfico en Madrid en las horas puntas sea peor que en Londres".

"Todas las ciudades interesantes del mundo tienen mucho tráfico", agrega, "lo importante es tomárselo con sentido del humor y aprovechar el momento para charlar y bromear con los clientes".

Los taxistas de Londres son probablemente los mejor formados del mundo; el aprendizaje de su profesión dura cuatro años, tras los que salen sabiéndose prácticamente "todos los nombres de calles, hoteles, periódicos, restaurantes o monumentos", en definitiva, de todo lo que interesa a la gente" y habiendo dedicado largas horas a aprender "a ser corteses y hacer pasar un rato agradable a los clientes", señala Stanley.

Este "embajador" de la cultura londinense y gran aficionado al baile flamenco, lleva 28 años trabajando de taxista en Londres y explica que se enamoró de la cultura española en su país a raíz de conocer a un grupo de exiliados republicanos procedentes de la Línea de la Concepción (Cádiz) en los años cuarenta.

"Con ellos aprendí a bailar y a amar el flamenco y en cuanto ahorré algo de dinero me vine a España a conocerlo de cerca y pasé un tiempo en Benidorm, en el año 1955, cuando entonces sólo era un pueblo de pescadores, con un sólo hotel, y donde el único en bañarme en la playa era yo", cuenta.

Al "cab" de Stanley han subido numerosos famosos, pero si hay dos que recuerda con especial cariño son los actores Cary Grant y Jack Lemmon, con quienes llegó a hacer amistad, y a llevar habitualmente en sus visitas a Londres.

Aunque si esta mañana había un "cab" verdaderamente llamativo ese era el de la joven Gulsum Heseyin, de color rosa chicle, muestra de que la sobria tonalidad negra de los taxis británicos ha dejado paso a todo un alarde de diseños vanguardistas, como los de los 50 vehículos dorados que en 2002 conmemoraron el "Golden Jubilee" de la Reina de Inglaterra.

La "London Cab", que es como los organizadores han llamado a la actividad, ha estado precedida de otras actividades para trasladar a España el espíritu de Londres como una simulación de las carreras de Ascot en el Hipódromo de la Zarzuela, una "mini" London Fashion Week, dos mercadillos londinenses y la celebración de los treinta años del nacimiento del Punk con la visita de Madrid de Malcolm McLaren, padre del movimiento.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine