suciedad

La India sigue empeñada en acabar con ´la defecación al aire libre´ en el año 2012

19.11.2008 | 18:18

Si hay una visión de la India que impacta al visitante es la suciedad que todo lo invade y a la que contribuye sobremanera la falta de retretes en el país, cuyo Gobierno se ha puesto como objetivo lograr que la "defecación al aire libre" se acabe en el año 2012.

Montones de basura, chatarra y escombros por doquier, excrementos de vacas "sagradas" y otros animales sueltos y seres humanos haciendo sus necesidades en cualquier sitio son imágenes cotidianas de una India, urbana o rural, que parece reñida con la higiene.

Al margen de aspectos como la escasa conciencia cívica, a la suciedad general contribuyen la falta de agua corriente (en ningún caso potable) y de váteres en todos los hogares, problemas ambos que se abordan estos días en la III conferencia sudasiática sobre prácticas e instalaciones higiénicas y sanitarias (SACOSAN).

Coincidiendo hoy con la celebración del Día Mundial del Váter, junto a los debates de la SACOSAN se desarrolla una exposición en la que se puede echar un vistazo a letrinas portátiles, inodoros occidentales y campañas informativas de Gobiernos, organizaciones internacionales como Unicef y ONG varias.

De los 2.500 millones de personas que carecen de sanitarios en el mundo, la mitad están en el Sur de Asia y es su potencia emergente, la India, la que peor récord ostenta: sólo un 28% de sus hogares rurales tienen "toilet", frente al 30 de los afganos, el 36 de los bangladeshíes, el 58 de los paquistaníes y el 86% de los ceilaneses.

Esos datos, de 2006, fueron proporcionados a la agencia IANS por la representante de Unicef Lizette Burgers, quien constató que "la India ha hecho algunos progresos, pero dejan mucho que desear".

El Gobierno lanzó en 1999 su "Total Sanitation Campaign", un programa dotado con casi 3.000 millones de dólares (2.300 millones de euros), que preveía la construcción de 118 millones de retretes domésticos, 11,2 millones en escuelas, 400.000 en guarderías y 28.000 váteres públicos en la India rural.

Según datos oficiales, aún queda por construir letrinas en 115 millones de hogares rurales para conseguir el objetivo de acabar con la "defecación al aire libre" en 2012.

La campaña fue apuntalada en 2003 con un programa que recompensa a los pueblos que cumplan con el objetivo, con cantidades que van de los 1.000 (780 euros) a los 11.000 dólares (8.600 euros) y que han conseguido implicar a las "panchayat" o asambleas locales en el esfuerzo: en 2007, 4.959 aldeas fueron premiadas.

"Existe un problema de falta de conciencia" de la importancia del uso del retrete y la higiene posterior, admitió a Efe Neetu Huda, una consultora del Gobierno del estado indio de Haryana, quien considera que subsidios y premios animan a la población más pobre a "involucrarse eficazmente en el programa".

Otros participantes en este gran esfuerzo nacional se concentran en educar a la población sobre las ventajas del uso del váter.

"Cuando tengas un 'toilet' a la puerta de tu casa, tendrás privacidad, seguridad, pundonor, higiene, dignidad social" y hasta medio centenar de "ventajas" que relata a Efe, apoyado en un gráfico árbol, el jefe de un proyecto orientado a la mujer del Servicio de Planificación y Construcción Aga Khan, M.U.Kukadia.

Si bien el programa sanitario se concentra en el campo, la India urbana tampoco es un ejemplo de salubridad e higiene.

Un informe elaborado por el Consejo de Higiene Global en cooperación con una firma de productos higiénicos constató en septiembre que el 78% de los hogares urbanos tienen un nivel elevado de contaminación bacteriana y que la población "ni siquiera percibe como amenazas" los lugares de mayor riesgo para el contagio de infecciones como cocinas y baños.

A la entrada de la SACOSAN, una foto gigante del padre de la patria india, el mahatma Gandhi, proclama que "la higiene es más importante que la independencia", pero su significado aún no alcanza al empleado que le barre la basura en la cara.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine