Gastronomía

Ruscalleda mantiene las dos estrellas de su restaurante en Tokio

18.11.2008 | 09:54

El restaurante Sant Pau de la chef catalana Carme Ruscalleda mantuvo hoy sus dos estrellas de la Guía Michelin de Tokio, que en su segunda edición ha otorgado a esta capital el récord de 227 estrellas, de nuevo más del doble que París.

La última edición de la Guía Michelin de Tokio fue presentada hoy entre una gran expectación y el resultado supone un nuevo récord: con 173 restaurantes reconocidos con al menos una estrella, Tokio es, un año más, la capital mundial de la alta cocina.

Las 227 estrellas que han recibido sus 173 restaurantes, un 60 por ciento de ellos de cocina japonesa, pero también franceses, italianos, chinos y dos españoles, son más del doble de las que tiene la guía Michelin de París.

El año pasado, el primero en que se publicó una Guía Michelin de una ciudad no occidental, fueron 191 estrellas para 150 locales de Tokio -donde hay 160.000 restaurantes, el mayor número del mundo- pero en la segunda edición los números se han incrementado y se han inspeccionado trece distritos, cinco más que en la anterior edición.

Hay nueve restaurantes galardonados con tres estrellas (cocina excepcional), pues a los ocho del año pasado se suma otro japonés, Ishikawa; 36 locales con dos estrellas (cocina excelente) frente a los 25 del año pasado y 128 restaurantes con una estrella (muy bueno), frente a 117 del año pasado.

La segunda edición de la guía Michelin otorga dos estrellas al Sant Pau de Ruscalleda, la única cocinera del mundo con cinco estrellas Michelin, y una al Ogasawara, únicos restaurantes de gastronomía española reconocidos en Tokio.

El chef francés del "Sant Pau", Jerome Quilbeuf, comentó hoy a Efe que "trabajamos muy duro, con el objetivo claro de conseguir las tres estrellas", pero "el nivel es muy alto en Tokio".

"Se ha demostrado al igualar a París en el número de restaurantes con tres estrellas (nueve) y es muy competitivo, pero pelearemos para lograr las tres estrellas el año que viene", agregó Quilbeuf.

Carme Ruscalleda ya había logrado el año pasado dos estrellas con su Sant Pau de Tokio, que se suman a las tres estrellas del restaurante original en Sant Pol de Mar (Barcelona).

También ha mantenido su estrella Michelin el restaurante "Ogasawara Hakushakutei", situado en uno de los inmuebles más antiguos de Tokio, de 1927, y que presenta una oferta de cocina española contemporánea del chef Junichi Nishimura.

En un país tan fascinado por la gastronomía como Japón, donde la comida es parte de la cultura, la publicación de la Guía Michelin causó una gran expectación.

"La cocina japonesa es dinámica, diversa, rica e interesante", dijo hoy durante la presentación el director de la Guía Michelin, Jean-Luc Naret.

El año pasado vendió un total de 270.000 ejemplares, pero el primer día ya se comercializaron 90.000 libros y en cuatro días se agotó la primera edición.

Este año, Michelin mantiene las tres estrellas de cocina excepcional a los japoneses Hamadaya, Kanda, Koju, Sukiyabashi Jiro y Sushi Mizutani (los dos últimos de sushi), los franceses Joel Robuchon, L'Osier y Quintessence y añade a ellos Ishikawa, que ha subido desde las dos estrellas del año pasado.

El francés Joël Robuchon es el que ha logrado el mayor número de estrellas, siete para sus tres restaurantes de Tokio.

Como anécdota, la Guía Michelin de Tokio añade dos nuevos símbolos, únicos para Japón: "hay que quitarse los zapatos" y otro de "sake interesante", en alusión a que el restaurante reseñado tiene un buen vino de arroz.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine