ARQUITECTURA

Viñoly quiere construir algo en España

17.11.2008 | 17:06

El arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, que acaba de inaugurar en Leicester (Inglaterra) un espacio teatral innovador, no oculta que le gustaría "hacer algo" en España para disipar las viejas "ideas preconcebidas" que tiene sobre el país.

En declaraciones a Efe, Viñoly dice que sigue teniendo la idea de una España "pomposa" y "jerárquica" y agrega que quisiera trabajar allí para combatir definitivamente esos "prejuicios", que están relacionados, según reconoce, con alguna experiencia negativa -algún concurso no del todo transparente- que según él tuvo allí hace ya años.

Viñoly no ignora, sin embargo, que en España hay actualmente "excelentes arquitectos" y una "gran escuela de arquitectura", y agrega con tono de pesar: "Me queda esa cuestión de conocer la España actual".

Mientras tanto y a la espera de que alguien le invite a trabajar allí, a su firma "Viñoly Architects", creada en Nueva York en 1983 y con oficinas también en Londres y Los Ángeles, le llueven los proyectos en Gran Bretaña, en Estados Unidos y en otras partes del mundo.

Así en Londres trabaja en la Battersea Power Station, una antigua central térmica junto al Támesis, cuyos propietarios quieren transformar en un edificio de apartamentos y oficinas, que acogerá también un museo de la energía y será neutral desde el punto de vista de las emisiones de CO2.

Entre sus últimas obras está el nuevo aeropuerto de Montevideo, un edificio residencial en Punta del Este (Uruguay), así como varios hospitales y centros de investigación en Stanford, Chicago, Pensilvania y otras ciudades de Estados Unidos.

Preguntado por la filosofía que debe regir los nuevos proyectos arquitectónicos, Viñoly señala que más que el contexto físico importa "el espíritu del lugar".

Así, por ejemplo, para el teatro que ha construido en Leicester, lo más importante era "enganchar con el carácter multicultural de la ciudad" y contribuir así al programa de "renovación urbana".

Viñoly se muestra contrario a "consumir la arquitectura como si se tratase de una mera mercancía" y afirma que lo importante, al crear un edificio, es hacer que la gente se sienta "en posesión de algo que no tenía antes".

"Los arquitectos tienen la tarea de que quieren ser muchas veces artistas o ingenieros, pero la arquitectura es una disciplina muy particular y específica, que debe sobre todo representar una contribución social", afirma.

"Lo que tiene de genial esta profesión es el contacto con la gente", explica Viñoli.

Y ese contacto con la profesión teatral y la comunidad, tan diversa étnicamente, de Leicester, le ha permitido crear en esa ciudad del centro de Inglaterra un espacio para el teatro que ha recibido ya encendidos elogios por parte de la prensa y de conocidos actores como Kenneth Branagh.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine