Literatura

Vargas Llosa: La crisis estimula la literatura, que inicia una buena época

15.11.2008 | 14:40

El escritor hispano-peruano considera "muy estimulantes" para la literatura los "grandes traumas", como la actual crisis financiera y, por ello, augura el comienzo de una "buena época" para la creación literaria.

Así se expresaba el autor de "La ciudad y los perros" en una conversación con varios periodistas, que se prolongó hasta altas horas de la pasada madrugada, después de pronunciar en Osuna (Sevilla) el Pregón del Primer Aceite del Mediterráneo, en el que resaltó las virtudes de este producto como "símbolo de la eternidad".

En un encuentro de sobremesa, que se inició a los postres de la cena de celebración del Pregón, Vargas Llosa habló de creación literaria, de política, de economía y de cuantos asuntos le plantearon sus interlocutores, dejando claro que ninguno de ellos le era ajeno.

Además de considerarla estimulante para la literatura, el escritor dijo que la crisis financiera está "en sus comienzos" y opinó que va a cambiar completamente el mundo, porque "nunca se ha visto nada igual".

Vargas Llosa, que adorna su biografía con premios como el Príncipe de Asturias y el Cervantes, se considera en un momento de "plenitud creativa", porque si se cree que lo mejor está ya hecho se inicia "la decadencia", y la "actitud sana" consiste en pensar que "lo mejor está por venir".

Se refirió a su reciente estancia en el Congo, donde nunca había estado antes, para documentarse sobre su próxima novela, que lleva por título provisional "El sueño del celta", inspirada en la vida del político nacionalista irlandés Roger Casement, cónsul británico en aquel país africano a principios del siglo XX y amigo del escritor Josep Conrad.

Casement, recordó el autor hispano-peruano, hizo descubrir a Conrad lo que ocurría en el Congo bajo el mandato del rey belga Leopoldo II, durante el cual se produjeron hechos de "gran crueldad" contra los indígenas.

En su viaje al Congo ha adquirido un "conocimiento directo" del tema y del ambiente", documentándose para "sentir menos inseguridad a la hora de escribir", siempre con "sentido del riesgo".

La "salud" del idioma español no escapó al análisis de quien fue en 1994 el primer iberoamericano elegido miembro de la Academia de la Lengua Española
Según su diagnóstico, el español goza "de muy buena salud", ya que se muestra "pujante y en expansión" y ha conjurado el "peligro de fragmentación" porque "el denominador común es sólido".

Por el contrario, el portugués se dirige hacia la fragmentación, según Vargas Llosa, quien recordó que se están traduciendo al brasileño obras de escritores portugueses porque la gramática de este idioma se ha "bifurcado". "Eso en el caso del español es imposible", aseguró.

A su juicio, el español se expande y está cada vez más presente en otros ámbitos lingüísticos, como Gran Bretaña y Estados Unidos.

El polifacético autor, uno de los grandes innovadores de la novela realista y que también ha cultivado el periodismo y la crítica de cine y arte, comentó, en tono irónico, que "como liberal" es "completamente imposible" que algún día le concedan el Premio Nobel. "He tomado todas las providencias necesarias para que no me lo den", bromeó.

La actualidad política fue también tema de conversación. A juicio de Vargas Llosa, quien recordó su etapa como candidato a la Presidencia de Perú en 1988, el presidente electo de Estados Unidos, Barak Obama, es "el primer intelectual" que llega a la Casa Blanca en toda la historia del país.

En su opinión, esta circunstancia es tanto o más importante que el hecho de que un negro alcance esa posición, porque hasta ahora la condición de intelectual de un candidato provocaba una "gran desconfianza" en el electorado norteamericano.

Vargas Llosa únicamente evitó pronunciarse durante las varias horas de conversación cuando se le pregunto sobre su mala relación con su colega colombiano Gabriel García Márquez: "Lo dejamos para las biografías", ironizó.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine