Recinto ferial de Madrid

Feriarte despega con la convicción de que se venderán millones de euros

14.11.2008 | 17:01

La Feria de Arte y Antigüedades Feriarte despega hoy en el recinto ferial de Ifema con la idea extendida entre sus 170 expositores de que se venderán millones de euros y que capearán la crisis gracias al "tirón" de piezas como un Chagall o un Lempicka que superan de largo el millón o "joyitas" por 100 euros.

Tanto es así que uno de los "tesoros" anunciados para esta 33 edición, el "Concetto spaziale. Atesse", de Lucio Fontana, que iba a traer la galería Manuel Barbié de Barcelona, especializada en las vanguardias históricas (1910 a 1950) a un precio de 450.000 euros se ha vendido antes siquiera de estar expuesto.

"Somos muy optimistas", ha reconocido a Efe Manuel Barbié hijo, pocas horas antes de la inauguración oficial de la feria, en la que, sin duda, uno de los mayores atractivos es el cuadro "Eva" de Chagall que cuelga en su stand y por el que piden 1,2 millones de euros.

El óleo, pintado por Marc Chagall en 1981, cuando tenía 93 años, está "acompañado" de "Una mujer con un pájaro" de Miró, de 1977, tasado en 300.000 euros, y "Saliendo de la Exposición Universal" de Picasso, de 1900, del que Barbié no quiere dar el precio porque está "en negociaciones" con dos museos interesados en adquirirlo.

Otra que luce espléndida en su stand de la feria, cuyos promotores confían en generar un negocio de entre 9 y 14 millones de euros con la venta de la mayoría de los 19.000 objetos que se ofrecen, es la "Suzanne au Bain" de Tamara Lempicka por la que la galerista, Angustias Freijo, de Freijo Fine Art, pide un millón de euros.

Freijo está "prácticamente segura" de que venderá el cuadro, que está comprometido para su exhibición en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad México en junio, según explica a Efe mientras limpia con guantes de goma y máximo esmero el cristal que protege una magnífica fotografía de Cristina García Rodero.

"Nadie sabe lo que hay detrás de esto. Por ejemplo, este cristal 'museo', que permite apreciar el grano de la fotografía y matiza la luz de los focos convirtiéndola en verde, cuesta más de 1.000 euros y si se rompe tardan en hacerlo un mes", revela empapada en sudor alzando la voz por encima del estruendo de las aspiradoras que empuñan a su alrededor en casi todas las casetas.

En Freijo puede verse también, tras haberse exhibido sólo en el IVAM una vez, un cuadro que José María Sicilia pintó en París en 1988. "De los artistas vivos no damos los precios", ataja la pregunta la galerista.

De "vista" y "visita" imprescindible es también "Playa de Valencia" de Sorolla. La vende por 1,5 millones de euros la galería Dolores Camargo, cerca de donde la Galería del Joven Coleccionista ofrece una gama de objetos pensados para atraer a quienes se inician en el arte y que van desde una caja de tabaco por 250 euros a un "tapies" por 3.000 euros, el tope de precios.

Su coordinadora, Ana Vico, ha hecho la selección para demostrar a los visitantes -que pueden sacar pases permanentes por 10 euros- "que el arte no tiene porqué ser caro aunque estemos en una feria con obras simplemente espectaculares".

"Sensacional, fabuloso y único" le parece a la pamplonesa Argutxo Iruretagoyena la pulsera del siglo XIX con un diamante central de 11,30 quilates, que vende por 150.000 euros, o el juego de banco y sillas venecianas del siglo XVII imitando conchas que cuesta 25.000 euros, aunque también se pueden encontrar anillos de oro y turquesas por 120 euros.

A pesar del optimismo de los expositores, el presidente de la Asociación de Anticuarios de Madrid, Daniel Cardani, cree que lo fundamental será que "el público objetivo" acuda y, sobre todo, "que no haya un desencuentro entre los precios que los compradores están dispuestos a pagar y los que los vendedores quieren obtener".

Las ventas en el mercado internacional del arte y las antigüedades, según recuerdan fuentes de Ifema, aumentó un 95% entre 2002 y 2006 hasta llegar a los 43,3 billones de euros.

Los visitantes podrán comprar en esta ocasión, además de pintura y escultura, muebles, libros, alfombras, tapices y porcelanas pero siempre con un mínimo de 100 años de antigüedad, aunque de las 19.000 piezas, una cuarta parte son Art Decó, Art Nouveau y Contemporáneo.

Todo ello ha sido examinado por un comité de 50 expertos que ha convalidado la autenticidad de lo expuesto y exige, como ha sucedido esta misma mañana en el obligado trámite de reclamaciones previas, a extremar el rigor en la información sobre la procedencia y data.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine