Fran Perea/ Actor

´Todos tenemos algo de Don Juan´

11.11.2008 | 14:47

"Todos tenemos caras de Don Juan dentro. Y yo potencio estas caras". Así justificó el actor Fran Perea la afirmación de que todos los varones tienen algo de este mítico personaje.

"No hay hombre que se libre de una parcela, pequeña o grande, de Don Juan", añadió, en una entrevista con Europa Press, Emilio Hernández, director del montaje 'Don Juan, el burlador de Sevilla', de Tirso de Molina, en cartel en el Teatro Bellas Artes desde mañana al 30 de noviembre.

Protagonizado por Perea, el espectáculo cuenta también con Jorge Roelas (Catalinón), Isabel Pintor (duquesa Isabela), Manuel Tejada (rey de Nápoles y rey de Sevilla), Lluvia Rojo (Tisbea), Marina San José (Doña Ana de Ulloa) y Ana Salazar (Aminta), además de Juan Fernández y Enrique Arce, que interpretan varios papeles.

La obra habla de los Tenorios, pero también del efecto seductor de la palabra, de la complicidad del poder con los suyos, del convencimiento de la mujer y de la esquiva mirada hacia la muerte desde la juventud a través de este personaje.

PRODUCTO DE UNA SOCIEDAD

El desinterés por el amor, las mujeres o la sexualidad y las ganas de probar a sí mismo que es capaz de vencer hacen que Don Juan sea un exponente de la impunidad y la corrupción de una España monárquica, "producto de una realeza corrompida y ociosa", según describe Hernández.

"Don Juan forma parte de un sistema amoral y se beneficia de él. Es un ser privilegiado en esta monarquía y clase que premian y priman estos comportamientos", subrayó el director. "Estas clases continúan y los comportamientos machistas e hipócritas también. Siempre hay clases, incluso dentro de las clases, y la mujer está en la segunda", opinó, haciendo una comparación con la actualidad.

Pero la 'vendetta' femenina es una de las marcas de la obra. "Aprovecho el texto de Tirso, que durante toda la historia muestra una voluntad de venganza de las víctimas", detalló. "Sin embargo, no es un panfleto, está escrito así, lo que hicimos es destacarlo", añadió Perea.

VERSIÓN DE TIRSO

Sobre la elección de la versión de Tirso de Molina, Hernández declaró que "es la primera versión, la original y donde está todo. Con el tiempo, otras se han ido suavizando". "Estamos satisfechos por no adulterar nada. Sólo añadimos un prólogo informativo e histórico. Pero la reflexión es del propio texto de Tirso", matizó, añadiendo que en su época de creación, el texto "no significaba lo mismo y no tenía la misma interpretación que hoy".

"Para muchos hombres Don Juan no era un antihéroe, sino un héroe", sentenció el director. "Es un mito que sustenta la condición machista de la sociedad", subrayó Perea. "Llevamos tanto tiempo así que se convierte en un héroe. Pero su éxito también viene de la profundidad que tiene, puesto que refleja muchos aspectos de la sociedad. No es sólo el estereotipo de canalla y seductor", defendió el actor.

Hernández destacó la transcendencia del personaje, que "ha generado secuelas de grandes autores fuera de España, como Molière y Mozart", artistas que lo tomaron como inspiración. Asimismo, una versión de la ópera de Mozart, 'Don Giovanni' fue desarrollada por David San José, responsable de la composición musical. "La música es parte del decorado", afirmó el director.

FUERZA DEL ACTOR

El diseño de escenografía y de iluminación estuvieron a cargo de Francisco Leal, mientras el vestuario lo firmó Helena Sanchis. "El espectáculo no tiene decorado, así que se adapta a cualquier palco. Está compuesto por actores, luz, pocos objetos, vestuario y música", detalló Hernández.

"Es mucho más difícil porque no tienes donde agarrarte en el escenario, está todo dentro de nosotros, pero es maravilloso, te hace crecer", señaló Perea. "El espectáculo está creciendo desde que se estrenó. Después del verano revisamos y cambiamos algunas cosas", añadió el actor, que empezó la gira en mayo, y ya se presentó en Nápoles (donde se estrenó la obra), Niza, Sevilla y en el Festival de Almagro.

"Don Juan prefiere morir que vivir sin excitación. Eso es algo que conecta mucho con la juventud de hoy. Por eso creo que debe ser interpretado por un joven y de ahí vino la elección de Fran", reveló el director.

"El riesgo es el orgasmo para algunos jóvenes, que necesitan retos que creen excitación, como la droga, los deportes radicales o correr en la carretera. Pero en el caso de Don Juan, sus actos conllevan una violación de la dignidad de las mujeres", comparó.

"ESCLEROSIS" DEL OCIO PRIVADO

Sobre el momento actual que vive el teatro español, Hernández se mostró optimista. "Estamos comenzando el futuro del teatro ahora en el siglo XXI, cuando la sociedad necesita salir de la esclerosis del ocio privado", justificó. "El cuerpo pide marcha, el ocio necesita una parte pública que permita que los espectadores se miren y se toquen. Esta obra no debería estar en el Ministerio de Cultura, sino en el de Sanidad", bromeó, defendiendo el 'vis a vis' del teatro.

"Por su parte, los actores necesitan volver al teatro, creo que estamos en un momento fuerte, hay muchos compañeros haciéndolo", añadió Perea, conocido por papeles televisivos en series como 'Los Serrano', 'El comisario', 'Hospital general' y también por su carrera como músico.

Ni la crisis económica parece asustar a Perea y Hernández. "Con crisis, la gente necesita ensanchar el alma y la cultura ofrece eso", opinó el actor. Para el director el teatro "cada día crece en espectadores, mientras el cine los está perdiendo como lugar de encuentro, por la comodidad de ver películas en casa. Sin embargo, los conciertos en directo actualmente también están ganando más público".

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine