presenta su última novela

Al Aswani: El fanatismo religioso y la literatura son incompatibles

10.11.2008 | 16:34

El escritor egipcio Alaa Al Aswani, el autor del mundo árabe más vendido de los últimos cinco años, que acaba de publicar en España su última novela, "Chicago", ha dicho hoy que el fanatismo religioso y la literatura son "incompatibles".

Al Aswani describe el "choque cultural" entre los inmigrantes árabes y los norteamericanos en una novela coral que evoca esa difícil convivencia en Estados Unidos después de los atentados del 11-S.

"Chicago", ahora publicada en catalán por Edicions de 1984 y que aparecerá en castellano a partir de febrero en el catálogo de Maeva, se ha convertido en el número 1 en ventas en el mundo árabe, un puesto que hasta entonces ocupaba su anterior novela, "El edificio Yaqubian".

Para el autor, "si eres fanático no entenderás la literatura, y si te gusta la literatura nunca serás fanático", por esa razón, añade, "la mayor parte de los pocos fanáticos que me han atacado no han leído la novela".

Al Aswani revela que aunque ya la tenía previamente escrita, la novela fue publicada por entregas semanales en un periódico liberal de El Cairo, y la expectación era tan grande que muchos lectores le escribían correos electrónicos.

Uno de estos correos electrónicos se interesó por la relación que mantenían una mujer con pañuelo en la cabeza y un joven egipcio y le advertía: "Vigila que no pase nada entre ambos antes de que se casen", a lo que Al Aswani respondió: "Esto es una novela y, por tanto, deberás esperar como el resto de los lectores".

Conforme se intensificaba la relación entre los dos jóvenes, más subía el tono de amenaza del fanático: "Vigila por tu vida cómo se consuma la relación antes de casarse", llegó a decir.

A pesar de que había anunciado en su anterior visita a Barcelona que en "Chicago" habría una relación sexual entre una musulmana y un norteamericano, al final deja esa opción para su próxima novela.

Ha justificado la elección, no por el miedo, sino porque "los personajes evolucionan por sí mismos, ellos llevan su vida y deciden lo que quieren hacer".

Poco preocupado por el éxito de sus novelas, Al Aswani cree que "la novela ha superado la prueba, porque en las colas de firmas de libros hay muchas mujeres con pañuelo en la cabeza".

Aunque las polémicas pueden ayudar a la promoción de los libros, Al Aswani asegura: "Cuando escribo nunca pienso en los temas o en las polémicas que puedo crear, y sólo me preocupo de dibujar unos buenos personajes".

Creando unos buenos personajes, añade el autor egipcio, "se consigue darles una vida auténtica, y eso te lleva a aspectos que pueden resultar conflictivos, como la homosexualidad, los derechos de la mujer o el choque entre civilizaciones".

Al Aswani alimenta su novela de los tres años que estuvo viviendo en Illinois estudiando la carrera de Odontología, que aún hoy ejerce, "aunque sean sólo dos veces a la semana, porque lo necesito para mantener vivo el contacto con la gente".

El escritor se muestra esperanzado por la victoria de Barack Obama en las elecciones de EEUU, porque "es de origen keniano, de una familia pobre" y espera que con su elección descienda el racismo entre la población.

Al Aswani está en Barcelona para participar hoy y mañana en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) en unas jornadas sobre las grandes ciudades de Oriente Próximo, centrada en esta ocasión en "El Cairo, megalópolis en el Nilo".

"El Cairo es una metrópolis de 18 millones de habitantes, una ciudad muy viva y activa en la que conviven muchas ciudades, la musulmana, la copta, la del absurdo, la del caos".

 
Enlaces recomendados: Premios Cine