Salud

Investigan el efecto del litio sobre la enfermedad de la neurona motriz

03.11.2008 | 11:11

Más de dos centenares de británicos que padecen la enfermedad de la neurona motriz recibirán una dosis diaria de carbonato de litio como parte de una investigación sobre un posible tratamiento poco costoso y eficaz.

El carbonato de litio es una substancia normalmente recetada ya para ciertas enfermedades de tipo maníaco-depresivo y ahora se trata de determinar si puede también frenar el rápido deterioro de la salud en los enfermos de la neurona motriz.

El ensayo, que será dirigido por Nigel Leigh, responsable del centro para la enfermedad de la neurona motriz del King's College londinense, sigue a la publicación el pasado febrero de los resultados de un estudio de investigadores italianos según el cual el litio parecía frenar el avance de la enfermedad.

Hasta ahora no se conoce ningún tratamiento eficaz para ese gravísimo trastorno de tipo degenerativo, que daña el sistema nervioso y destruye los músculos.

La mayoría de los enfermos a los que se diagnostica el mal se ven obligados a utilizar una silla de ruedas y la mayoría mueren en un plazo de entre dos y cinco años.

Hay, sin embargo, excepciones, y el caso más conocido es el del astrofísico británico Stephen Hawking, a quien se le diagnosticó la enfermedad hace ya 45 años y que, a pesar de estar casi prácticamente paralizado, tiene un cerebro totalmente activo.

"Hablamos de una reducción del 20 por ciento aproximadamente del índice de mortandad al cabo de dieciocho meses, lo que es mucho", explica el profesor Leigh para justificar el ensayo, de cuya puesta en marcha ha informado el King's College londinense.

Eso significaría prolongar de tres a seis meses la vida de los enfermos y tal vez incluso más si se continuase el tratamiento, señalan los expertos.

Los médicos no saben a ciencia cierta cómo actúa el litio, pero se cree que su eficacia como antidepresivo está vinculada a su capacidad de ralentizar la actividad eléctrica en las células cerebrales.

Para el experimento se está reclutando a pacientes que experimentaron los primeros síntomas de la enfermedad en los últimos meses, y los primeros resultados no se esperan hasta dentro de dos años.

Se estudiará si los pacientes a los que se administre esa substancia viven un 20 por ciento más que los que reciban sólo un placebo.

Si el fármaco demuestra ser eficaz, podría administrarse inmediatamente a miles de pacientes.

Sin embargo, los expertos advierten de que no debe recurrirse espontáneamente al litio hasta que se conozcan los resultados del experimento ya que si se toma sin supervisión médica, pueden producirse graves efectos adversos como temblores, confusión, fallo renal o daños a la glándula tiroides.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine