ESTRENO

´Cenizas del cielo´, un filme sobre la incapacidad humana frente al progreso

03.11.2008 | 16:15

Tras "Pídele cuentas al rey", su primer largometraje, José Antonio Quirós regresa al cine reivindicativo y a su Asturias natal con "Cenizas del cielo", una historia sobre "lugares imposibles" y "la incapacidad del hombre para vencer al progreso" detrás de los humos tóxicos de una central térmica.

"Cenizas del cielo", que se estrena este viernes, no trata de ecología sino de "exponer un tema y que cada uno saque su propia conclusión", ha explicado Quirós, que asegura que la cinta nace después de haber observado cómo "la gente puede llegar a vivir en lugares imposibles".

En "Cenizas del cielo", ese lugar imposible es el pueblo de Soto de Ribera, en la ficción Valle Negrón, un paraje verde y frondoso donde sus variopintos vecinos viven al lado de las chimeneas de una central térmica.

Allí, a causa de una avería en su autocaravana, llega el escocés Ferguson, un aventurero "de culo inquieto" que finalmente se acabará uniendo a la lucha de Federico, un lugareño de sesenta años que cree firmemente en el cierre de la central gracias al Compromiso de Kyoto.

El actor Gary Piquer es quien introduce la mirada foránea dentro del microcosmos del pueblo asturiano y para él "poesía, vida, lucha y naturaleza son temas que están en la película", aunque lo realmente importante es que este filme "es un retrato de vida a través de sus personajes", algo que también ha subrayado Beatriz Rico.

La actriz asturiana, quien da vida a una mujer que achaca los problemas de fertilidad de su marido a la central, pasó parte de su infancia en la aldea que sirve de escenario y todavía conserva allí familia, por lo que ha subrayado que "Cenizas en el cielo" es "un retrato perfecto de la vida en los pueblos".

El también asturiano Fran Sariego es en la ficción el marido de Beatriz Rico, un personaje paradigma de "las contradicciones frente al progreso" que el director quería plasmar. "Como personaje defiendo la central y como persona también podría defenderla porque contamina, pero al mismo tiempo es una fuente de vida", ha señalado Sariego, quien nació y creció en una cuenca minera.

Lo mismo le ocurre en la cinta a Cristina, interpretada por Clara Segura, quien a pesar de apoyar la lucha del "Quijote" asturiano -creado a partir de una carta de denuncia leída en un periódico- compra compulsivamente electrodomésticos que beben de la central.

Quirós, una persona "muy protestona e inconformista", barniza esta historia de reivindicaciones y de dramas personales con numeros elementos cómicos entre los que vuelve a destacar, como ya hiciera en su primer largo, el ingrediente republicano.

Esta mezcla de drama, comedia y temática social ha sido premiada ya en el Tokio International Film Festival, de cuyo galardón no se separa el director, y supone para el equipo, que cuenta también con el apoyo de Ecologistas en Acción y Greenpeace, una demostración de que a pesar de ser un tema muy local con acento asturiano es posible hacer una lectura universal.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine