EN DIRECTO

Vigueses investigan lenguas africanas para la integración de inmigrantes

 
Madres etíopes con sus hijos.
Madres etíopes con sus hijos. 
 NOTICIAS RELACIONADAS

La Universidade de Vigo trabaja en el conocimiento del wolof y el amárico para favorecer el contacto intercultural en la sociedad y el interés de familias adoptivas

ANA SAÁ / VIGO Un grupo de investigadores de la Facultad de Filología de la Universidade de Vigo trabaja en el estudio de las lenguas de Senegal y Etiopía para favorecer el contacto intercultural con los inmigrantes afincados en Galicia y por el interés de las familias con niños adoptados de esos países. A través de la gramática, la fonología, los verbos y el estudio de textos, el equipo de Tipología Lingüística, coordinado por el profesor José María García-Miguel Gallego, investiga la estructura del wolof -lengua de Senegal- y del amárico -lengua de Etiopía-.
"Queremos complementar otra visión del mundo y ampliar la perspectiva hacia otras culturas que nos pueden resultar exóticas", asegura García-Miguel. "El contacto con personas de Senegal y familias que han adoptado niños de Etiopía hace posible que este estudio se pueda llevar a cabo", añade.
Con esta introducción en las lenguas africanas, la finalidad de este grupo de trabajo es "dar a conocer sus aspectos básicos y culturales, así como facilitar la integración de una parte de los inmigrantes", señala el investigador García-Miguel. "En este tema, todavía queda mucho por hacer en la sociedad actual y debemos colaborar y abrir vías en ambas direcciones para difundir y acoger la cultura africana", declara.
Los investigadores -entre los que se encuentran alumnos de Filología- se han centrado en estas lenguas por el interés que pueden tener entre la población. "En el caso del wolof, cada vez hay mayor volumen de población inmigrante procedente de Senegal en Galicia y se calcula que viven en Vigo aproximadamente 500 senegaleses", asegura el profesor de Lingüística General. En cuanto al amárico, el interés por la lengua de Etiopía se debe a la existencia de muchas familias con niños adoptados de ese país en la comunidad gallega y "cada vez más los padres demandan el conocimiento de la lengua madre y la cultura de sus hijos", explica.
A pesar de haber empezado a estudiar esta lengua hace 11 años, José María García-Miguel asegura que "no es fácil encontrar textos e información de estas lenguas, que, aunque en un principio pueden parecer muy diferentes, tienen alguna similitud con las que conocemos". De lo que se está encargando es de aplicar los conocimientos lingüísticos a un análisis introductorio de las lenguas.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine