R. Unido

Unas cartas revelan el ´affaire´ del escritor John Fowles con una joven estudiante

29.06.2008 | 19:14

Un conjunto de cartas que se subastarán próximamente en Londres revelan cómo el autor de "La mujer del teniente francés", John Fowles, vivió con una jovencísima estudiante una historia de amor que parece sacada de su famosa novela.

Más de veinte años después de la publicación del relato, el escritor británico, que había cumplido ya los 64 años, comenzó un "affaire" con Elena van Lieshout, una estudiante de Oxford de 21 años.

Fowles, quien había sufrido una apoplejía y no podía consumar físicamente la relación, envió a "Leni", como la llamaba cariñosamente, nada menos que 120 cartas, algunos poemas de amor hasta ahora inéditos y varias postales.

Según informa hoy el dominical "The Sunday Times", las cartas han llegado anónimamente a la casa de subastas Sotheby's, donde se espera que se vendan por un mínimo de 37.800 euros el próximo mes.

Van Lieshout tenía 21 años cuando Fowles, autor también de la novela "El coleccionista" sobre un joven que se dedica a coleccionar mariposas y secuestra un día a una muchacha, la invitó a su casa de Lyme Regis, en Dorset (sur de Inglaterra).

La esposa del escritor, Elizabeth, había muerto de cáncer unos meses antes y Fowles se estaba volviendo un ermitaño.

La joven estudiante había visitado la zona desde su adolescencia dando largos paseos, al igual que hace, en medio de las habladurías de los vecinos, la heroína de la novela.

Un día acudió a la casa del escritor para depositar por la abertura para cartas de la puerta una nota en la que le expresaba sus condolencias por el fallecimiento de su esposa.

Fowles la invitó entonces a tomar el té y, a pesar de los 43 años de diferencia, ambos entablaron pronto una intensa amistad, hasta el punto de que la muchacha se trasladó a vivir a la casa de él aquel mismo verano.

Al mes de conocerse, la pareja estuvo en el lugar en el que el autor sitúa en su novela a la heroína Sarah Woodruff, contándole a su admirador Charles Smithson su tormentoso "affaire" con el teniente francés.

Van Lieshout, que apenas tenía experiencia del mundo, pareció encarnar de pronto, a ojos del escritor, al personaje que él mismo había creado: una mujer con una profunda vida interior y consumida por la pasión.

En un principio, Fowles presentó aquella relación a los padres de la muchacha como una simple amistad y criticó las habladurías de los vecinos, aunque, pasado algún tiempo, confesaría que deseaba casarse con la joven.

En las cartas a su amada, el escritor expresa sus sentimientos más profundos, sin ocultar el terror que le produce el hecho de no poder consumar físicamente la relación con ella.

En una de las cartas cita algo que él mismo había escrito antes en su diario: "Parece a veces algo bárbaro: el haber perdido toda mi potencia sexual, pero no mis sentimientos sexuales, el hecho de desear yo a Elena y que ella no pueda, sin embargo, desearme".

Ronnie Payne, que fue amiga del escritor, describió a Elena van Lieshout como una muchacha "lista y chispeante" que "cayó bajo el hechizo del gran novelista".

A pesar de que la relación terminó enfriándose, ambos mantuvieron el contacto hasta 1998, cuando Fowles se casó con Sarah Smith, ejecutiva de una empresa de publicidad que había sido amiga de su mujer.

En la última entrevista que concedió antes de morir con 79 años en 2005, Fowles comentó a propósito de los paralelismos entre la vida y la ficción: "Uno es todos los personajes que crea".

Fuentes de la Universidad de Austin, en Texas (EEUU), propietaria de la mayor parte del legado literario del escritor, han dicho que les gustaría hacerse con las cartas de amor ahora aparecidas.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine