Literatura

La lucha por el control de las comunicaciones antes que por el petróleo en ´Coltan´

26.06.2008 | 19:07

Alberto Vázquez-Figueroa vaticina la lucha por el control de las comunicaciones, dejando de lado el negocio del petróleo, en su última novela, 'Coltan' (Ediciones B).

El título de este libro hace alusión al mineral que se utiliza en la fabricación de móviles, ordenadores, armas inteligentes o en la industria aeroespacial, del que existen muy pocas reservas en el Planeta, y que provocará, según afirmó hoy el escritor y periodista tinerfeño "una necesidad urgente de control".

El coltan se utiliza por sus propiedades de conductividad (hasta 80 veces más que el cobre) o carácter ultrarrefractario. Es la abreviatura de columbita-tantalita, de color metálico apagado y del que se extrae el metal tantalio, que presenta una gran resistencia al calor así como propiedades eléctricas.

El coltan sólo se encuentra, en un 20 por ciento, entre Australia, Brasil y Tailandia. Las máximas reservas mundiales, el restante 80 por ciento, está en el Congo. Al parecer, y tal como ficciona partiendo de la realidad el escritor, la exportación de coltan ha ayudado a financiar a varios bandos de la Segunda Guerra del Congo, en la que han muerto unos 4 millones de personas. Ruanda y Uganda exportan coltan robado del Congo a occidente.

"Petróleo hay en todas partes, es algo que no se puede dominar. Así que ahora toca controlar el mundo de las comunicaciones", dijo hoy Vázquez-Figueroa en su residencia madrileña ante un grupo de periodistas. "Sobre todo, EEUU quiere tener ese control", señaló, recordando que por cada litro de petróleo que gastamos se hacen más de 100 llamadas de teléfono móvil. "El móvil es cada vez más necesario", apuntó.

ALGO MÁS DE 24 HORAS.

Vázquez-Figueroa quería hablar de este problema a sus lectores. "Podría haberlo hecho en un artículo de dos páginas, pero sólo perduraría 24 horas. Un libro permanece en el tiempo", explicó el también autor de 'Piratas', 'Cienfuegos', 'El anillo verde' o 'Negreros'.

A través de una historia ficticia, pero basada en una realidad, Vázquez-Figueroa pretende concienciar a los más jóvenes de que el mundo no se basa sólo en tener un móvil. "Las reservas de coltan van a desaparecer y no hay mineral capaz de sustituirle", previó sobre un mineral "con más importancia estratégica que el petróleo".

El escritor, convencido de que con sus investigaciones plasmadas en la ficción siempre busca el camino para ofrecer información "exclusiva" -"ese es el espíritu el periodismo", consideró-, quería "llamar la atención de una sociedad que parece que vive en un sueño, y el futuro nos alcanza". "Ya hablé en un libro de que la crisis del crack del 29 en EEUU se repetiría; pero, con la globalización, ahora nos afecta a todos".

Vázquez-Figueroa, que vivió 21 años en África, por lo que conoce la zona y los conflictos que plantea en su nuevo libro, espera "enseñar y entretener" con 'Coltan'. Tras abandonar las novela de aventuras "puras y duras", el escritor inicia la trama de este libro con fuerza: la llegada de una carta a la empresa estadounidense Dall&Houston, en la que un terrorista que se hace llamar Aarohum Al Rashid (como el protagonista de 'Las mil y una noches') amenaza a sus socios con la muerte, si no reintegran los beneficios que han obtenido por la guerra de Irak.

IRAK Y BAHÍA COCHINOS.

Además de la guerra de Irak, el libro de Vázquez-Figueroa (que ya prepara una nueva novela sobre Saulo de Arabia) se detiene en Congo, Brasil, la Cuba de los años 60, tras la revolución de Fidel Castro o los preparativos de la invasión de Bahía Cochinos. Temas que giran en torno a los grandes magnates que promueven las guerras y se benefician de ellas, los falsos ecologistas y los conflictos en el Tercer Mundo, se entremezclan en 'Coltan'.

"Ahora, se especula con el petróleo porque el negocio inmobiliario ha caído, y en esto también tiene parte de culpa el Gobierno, porque el barril de crudo más caro no debería costar más de 50 dólares y estamos pagando 130", criticó Vázquez-Figueroa, que sigue con su "lucha" por construir desaladoras y se daría "por satisfecho" si con sus investigaciones consiguiera que murieran menos niños en el Tercer Mundo.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine