Ginebra

La Fiesta Nacional a juicio

23.06.2008 | 18:56
El medioambientalista suizo y activista por los derechos de los animales Franz Weber (3-i) ofrece un discurso sentado tras los retratos de los altos representantes de la Alianza de las Civilizaciones de la ONU (i-d), el ex presidente portugués Jorge Fernando Branco de Sampaio, el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, el primer ministro francés, Fran ois Fillon, y el presidente de la Comisión Europea, Jose Durao Barroso, durante una audiencia pública del Tribunal Internacional de Justicia para los Derechos de los Animales contra las corridas de toros, celebrada en el Centro de Congresos de Ginebra (Suiza), el 23 de junio de 2008. Las corridas de toros son fiestas tradicionales de España, Portugal y Francia.
El medioambientalista suizo y activista por los derechos de los animales Franz Weber (3-i) ofrece un discurso sentado tras los retratos de los altos representantes de la Alianza de las Civilizaciones de la ONU (i-d), el ex presidente portugués Jorge Fernando Branco de Sampaio, el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, el primer ministro francés, Fran ois Fillon, y el presidente de la Comisión Europea, Jose Durao Barroso, durante una audiencia pública del Tribunal Internacional de Justicia para los Derechos de los Animales contra las corridas de toros, celebrada en el Centro de Congresos de Ginebra (Suiza), el 23 de junio de 2008. Las corridas de toros son fiestas tradicionales de España, Portugal y Francia.

Los dirigentes de España, Francia y la Unión Europea, así como organizaciones españolas vinculadas a las corridas de toros, fueron acusadas hoy de promover la tortura como entretenimiento público y de incitar a la juventud a cometer actos de crueldad contra los animales.

La llamada "Corte Internacional de Justicia para los Derechos de los Animales" celebra una audiencia simbólica en la que los principales "acusados" son los mandatarios de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Francia, Nicolas Sarkozy, el ex presidente portugués, Jorge Sampaio, y el presidente de la Comisión Europea, el también portugués José Manuel Durao Barroso.

En este "proceso" también se busca condenar a la Federación Nacional de Escuelas de Tauromaquia, la Unión de Criadores de Toros de Lidia, la Unión Internacional de Organizadores y Promotores de Espectáculos Taurinos, y la Unión Profesional de Matadores de Toros, todas ellas españolas.

Este juicio simbólico ha sido organizado por la fundación suiza Franz Weber, entidad fundadora de la Corte para los Derechos de los Animales, que celebra audiencias públicas desde 1979 para dar visibilidad a situaciones que, desde su punto de vista, constituyen graves transgresiones al mundo animal y establecer sanciones morales contra los responsables.

Sus últimas audiencias fueron contra las matanza de focas bebés en Canadá (2006) y otra también sobre corridas de toros, que se celebró en Bruselas en 2003.

El proceso se dirige contra la tauromaquia, una tradición española que, según la parte acusadora, experimenta una "renovación artificial" y que "grupos de interés pretenden convertir en una tradición cultural europea".

En la primera mitad de la audiencia, la parte acusadora sostuvo que esa actividad "recibe 500 millones de euros en subvenciones anuales por parte de entidades nacionales y europeas".

La entidad a cargo de la acusación contra el presidente Zapatero, la Fundación Altarriba, aseguró que la tauromaquia cuenta con escaso apoyo por parte de la sociedad española y exigió a los dirigentes políticos "una regulación seria que prohíba el maltrato de animales".

La representante de Altarriba, Matilde Figueroa, señaló que las corridas de toros son vistas en España "de manera equivocada como un símbolo de la nación, de cultura y de arte" y es un tema frente al cual "los políticos cierran filas".

Haciendo referencia a unas encuestas realizadas en 2006, Figueroa dijo que "sólo el 4,6 por ciento de los españoles es aficionado activo a las corridas de toros, frente al 90,2 por ciento que no lo es, o no lo es bastante para ir a una plaza ni siquiera una vez al año".

El "jurado" de este proceso dará a conocer su veredicto esta tarde.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine