Exposición Internacional de Zaragoza

La Expo celebra el Día Nacional de Francia

20.06.2008 | 18:27

La Exposición Internacional de Zaragoza celebra hoy el Día Nacional de Francia, una jornada con la que se pretenden estrechar los lazos existentes entre dos países vecinos, "socios estratégicos" y "esenciales el uno para el otro", según el embajador francés, Bruno Delaye.

El representante diplomático llegó al Palacio de Congresos de la Expo acompañado por el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, el delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Fernández, y el comisario de la muestra, Emilio Fernández-Castaño, quienes asistieron al izado de la bandera francesa.

Posteriormente, Delaye hizo una intervención en la que ha valorado el lema de la Expo, "Agua y desarrollo sostenible", por tratarse de una de las principales preocupaciones del planeta y ser uno de los retos de cada país a nivel nacional y también para la comunidad internacional.

El embajador resaltó que Francia ha situado al medio ambiente y al desarrollo sostenible en eje central de todas sus políticas y esa es la realidad que transmite su pabellón, la necesidad de encontrar el equilibrio entre el hombre y su entorno y, sobre todo, con un recurso esencial para la vida como es el agua.

La presencia de Francia en la Expo es, a juicio de Delaye, "una piedra más en la construcción de la relación entre dos países", que además tienen una misma visión de la construcción de Europa y que trabajan juntos para dar respuesta a los diferentes retos que se plantean, como el energético, la crisis económica o del petróleo y la seguridad.

A su juicio, los dos países disfrutan de una relación que "nunca ha sido tan positiva", son "socios estratégicos" y "esenciales el uno para el otro", una realidad que se demuestra en la cantidad de proyectos que tienen juntos, como la travesía central del Pirineo, para unir Zaragoza con Toulouse y Burdeos, las líneas ferroviarias de alta velocidad o las del transporte de energía.

Además, ha hecho hincapié en que Francia es el primer socio económico de España, con un intercambio diario de mercancías valorado en 200 millones de euros y la presencia de 1.500 empresas francesas en territorio español.

"Admiramos a esta nueva España, la fortaleza de su democracia, la fuerza de sus regiones, la creatividad de su gente y el vigor de su economía" ha dicho Delaye, quien ha concluido su discurso con un contundente "Viva Zaragoza 2008!".

Por su parte, el comisario de la muestra, Emilio Fernández-Castaño, ha valorado el papel de Francia en la historia de este tipo de exposiciones y ha puesto el ejemplo de la que regaló a París la Torre Eiffel, hoy "imagen de marca de la ciudad".

Ha calificado de "excelente" el pabellón que Francia ha instalado en la Expo, ya que muestra el "papel significativo" que juega en cuestiones como el cambio climático, la defensa de los Objetivos del Milenio o la gestión del agua responsable, y ha resaltado que Zaragoza y Aragón están "orgullosas" de ver a Francia "como un buen vecino" al que animan a "mirar el futuro con ambición".

Después de las intervenciones, presenciaron un espectáculo a cargo del Ballet de Biarritz y, posteriormente, la comitiva oficial comenzó en el pabellón de Francia una visita a la Expo.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine