Brasil

Reciclaje, mar, quimonos y esqueletos se conjugan en la Semana de la Moda de Sao Paulo

19.06.2008 | 12:19

Creaciones con material reciclado y origami, modelos con quimonos disfrazadas de esqueletos sobre las pasarelas, y desfiles inspirados en el mar, fue lo que destacó en las primeras jornadas de la Semana de la Moda de Sao Paulo, que finalizará el próximo lunes en Brasil.

Este miércoles, en el segundo día de desfiles, la marca UMA presentó una colección de la diseñadora Raquel Davidowicz inspirada en la reutilización de materiales reciclables, entre ellos caucho prensado, reutilizado para accesorios de los tejidos.

El XXV "Sao Paulo Fashion Week" comenzó el martes y destacó la marca Do Estilista, que tuvo en la pasarela a modelos-esqueletos, puesta en escena que fue interpretada como una llamada de alerta contra la anorexia que promueve el evento.

Varias marcas y diseñadores homenajean con sus colecciones el centenario de la inmigración japonesa en Brasil, que se celebra este mes.

Do Estilista, con quimonos del diseñador Marcelo Sommer, se sumó a la tendencia oriental promovida también por el sastre Kami Arte, que ofrece aulas gratuitas de moda bajo el estilo origami (diseños de papel) en el Parque do Ibirapuera
La marca de calzados Melissa también apostó por la tendencia japonesa, mientras que muchos visitantes acuden al pabellón de la "Bunka Fashion College", primera escuela de moda japonesa, fundada en 1923, e invitada para exponer en Sao Paulo.

El mar fue otra de las fuentes de inspiración para el comienzo de la Semana de la Moda de Sao Paulo, que tendrá el próximo fin de semana sobre las pasarelas a las "top-model" internacionales Giselle Bundchen, brasileña, y Naomi Campbell, británica.

La marca Ellus montó una coreografía con piscina y adornada de animales marinos para mostrar su propuesta Verano-Primera 2008-2009.

La Semana de la Moda de Sao Paulo es una de las vitrinas del sector textil brasileño, que según datos oficiales invierte 1.000 millones de reales (unos 621,8 millones de dólares), en máquinas, equipos, tecnología e investigación para el diseño.

En 2007, la industria brasileña de vestuario exportó 269 millones de dólares, 75 millones de los cuales fueron comprados por distribuidores estadounidenses.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine