Moda

Un homenaje a Valentino

17.06.2008 | 19:02

El Museo de las Artes Decorativas de París dedica a partir de hoy su gran exposición estival a Valentino, el modisto de Hollywood y de algunas de las más elegantes e internacionales millonarias y aristócratas del mundo, que dejó las pasarelas en enero.

A sus 76 años, este artista en plena "cura de desintoxicación de la moda", de la urgencia frenética de preparar colección tras colección, según su amigo y fiel colaborador Giancarlo Giammetti, no ha cesado, en cambio, toda actividad.

Valentino Clemente Ludovico Garavani, más conocido, simplemente, como 'Valentino', cerró sus 48 años de carrera el pasado enero, tras haber engalanado a artistas tan increíbles como Elizabeth Taylor, Monica Vitti, Sofía Loren, Audrey Hepburn o Sharon Stone e impregnado de elegancia intemporal la indumentaria femenina.

Da fe de ello esta retrospectiva homenaje, inspirada en los "temas y variaciones" de su arte, declinado hasta el próximo 21 de septiembre en 225 históricos modelos y en un "libro", más que un catálogo, precisan sus promotores.

Para celebrar la muestra que se le brinda, anoche convocó en París a amigos y admiradores como la actriz Marisa Berenson, la modelo Claudia Schiffer o Carlota Casiraghi, según informaron a Efe en la célebre firma de costura.

La comisaria de la muestra, Pamela Golbin, ha ideado un recorrido temático para resaltar la contribución a la alta costura francesa y a la moda italiana, de este modisto nacido en 1932, cuyo bautizo fue un premonitorio homenaje materno al seductor Rodolfo Valentino.

En el museo parisiense, situado entre el Louvre y el jardín de las Tullerías, su trabajo puede contemplarse ahora bajo todas sus costuras, mucho más en detalle que en un fugaz desfile.

Los organizadores del evento no ahorran adjetivos para describir al "modisto italiano más francés", que consolidó su formación en París en 1950, a los 18 años, nueve años antes de instalarse en Roma, la otra gran ciudad de su corazón, porque en ellas encontró "la posibilidad de trabajar y expresarse en su única pasión".

En el Museo de las Artes Decorativas, Valentino "es el creador de moda inscrito en la historia de la alta costura como incontestable embajador de la elegancia", con siluetas que "alían la gracia soberana a un aspecto intemporal".

Como grande de la moda que fue, el maestro italiano, al igual que sus contemporáneos y no menos precoces, estetas y parisinos Yves Saint Laurent y Karl Lagerfeld, trabajó en cierta forma para la eternidad, es decir, dentro de su propio universo, con sus propios códigos.

Durante casi medio siglo de carrera celebérrima, siempre al día y sin abandonar su vocabulario personal; impregnado de actualidad pero lejos de toda dictadura, el modisto reconstruyó sin cesar sus modelos favoritos en diferentes versiones.

Lo subraya el título de la muestra -"Valentino, temas y variaciones"- y se puede intuir al contemplar el cartel elegido para anunciarla: un vestido rosa de noche con sinuosa capa de ondulaciones plisadas y drapeadas, fruto de la colección para el otoño-invierno 2007-2008.

Un diseño, por supuesto, apto solo para ocasiones especiales, con las que soñaba el joven Valentino y en las que se inició recién diplomado junto a Jean Dessès, carismático modisto de aristocráticas clientas que organizaba desfiles de caridad para el armador griego Aristóteles Onassis y presididos por la reina Federica de Grecia.

Circunstancias especiales como las que en 1968 le dieron todo su resplandor internacional, cuando la mediática ex primera dama de Estados Unidos Jacqueline Kennedy eligió entre su famosa "colección blanca" el vestido de novia que le convirtió en la más elegante millonaria del mundo.

Previamente, la futura señora Onassis había encargado al modisto el guardarropa completo con el que rompió el luto por su primer marido, el asesinado presidente John F. Kennedy.

Era el año 1964, sólo un lustro después de que Valentino, con la ayuda de sus padres, hubiese abierto su propia firma de costura en el centro de Roma y lanzado, desde su primera colección, en 1959, ese rojo ardiente, sanguíneo, vivo y apasionado que durante casi cincuenta años fue su firma y su color predilecto.

El mismo rojo que cerró su último desfile y que, recuerdan los especialistas del Museo, Valentino descubrió en Barcelona cuando era adolescente.

Más precisamente en el palco de la ópera, "maravillado ante las mujeres sentadas en sus palcos, formando como una cesta de flores rojas".

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Casi 250 personas han muerto ahogadas este año

El 81% de las víctimas han sido hombres - En lo que llevamos de julio ya han fallecido 36 personas

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

 
Enlaces recomendados: Premios Cine