Francia

La Ópera de París ofrece la lírica al pintor Lars Hertervig con ´Melancholia´

07.06.2008 | 13:16

La vida del pintor (1853-1902), uno de los más grandes artistas de Noruega, tomará forma de ópera el próximo lunes en el Palacio Garnier, con el estreno mundial de "Melancholia", del compositor Georg Friedrich Haas sobre un libreto de Jon Fosse.

Esta creación en lengua alemana, que podrá contemplarse hasta el próximo 27 de junio, es un encargo de la Opera de París al también gran escritor noruego y al compositor austríaco, subrayaron sus promotores.

El libreto de Fosse, inspirado en su propia novela "Melancholia I", es una ficción sobre la vida del ahora celebrado pintor paisajista de finales del siglo XIX, que murió en la miseria en 1902, a los 71 años, y que sufría una enfermedad mental que le marginó de sus contemporáneos.

Nacido en 1830 en una familia de agricultores de la isla de Borgoy, Lars Hertervig llegó a estudiar Bellas Artes, antes de ser internado en un asilo, de 1856 a 1858, del que salió etiquetado como "loco incurable".

El autor del libreto advierte en el dossier de prensa de que su obra es una ficción, entre otras razones porque quiso "intentar revelar algo que él veía en la pintura" de Lars Hertervig y no hacer su biografía.

Tarea que no habría sido nada fácil, precisa Fosse, pues se saben muy pocas cosas de él.

En vista de que no podría revelar con la escritura "la belleza melancólica" de los cuadros del pintor, que "descubrió pronto", Fosse intentó captar el otro lado de sus obras, su aspecto "frenético", capaz de reflejar "cierta belleza".

Lo que le llevó a evocar las angustias vitales de joven artista que duda de sí mismo y, a la vez, es consciente de sus capacidades, y también "anécdotas más o menos míticas" sobre el pintor.

Muy en particular la que relata su loco y absoluto amor por Hélène Winckelmann, sobrina del propietario de la pensión donde se alojaba cuando estudiaba Bellas Artes en Düsseldorf, en 1853, hasta que, al saberlo, le echaron de allí.

El compositor Georg Friedrich Haas cuenta, de su trabajo, cómo pese al clima de "crueldad mental" y sadismo de ciertas escenas, no quiso "acusar" con su música.

En ella sólo tiene una "verdadera función de 'leitmotiv'", de tema recurrente, "la armonía espectral", que acompaña de acordes "fríos y opresores" las sucesivas apariciones del tío de 'Hélène'.

Eso contrasta con el canto "de intervalos microtonales susceptibles de crear flotamientos" de 'Hélène' y de 'Lars', explicó.

Además de subrayar la existencia de "dos Lars Hertervig", el pintor paisajista que existió en realidad, "y el personaje de ficción del que habla la ópera", el compositor explicó que el texto de Fosse tiene ya características musicales, figuras recurrentes, oposición entre solistas y coros, y variaciones.

Al presentar su encargo, el presidente de la Opera Nacional de París, Gérard Mortier, subrayó que Jon Fosse, "el gran escritor de hoy", "cuenta siempre historias muy íntimas" y coloca a sus personajes siempre en "situaciones muy intimistas".

En "Melancholia", resumió, narra "la situación del artista a la búsqueda de la apreciación de su público, relacionado con una historia de amor".

 
Enlaces recomendados: Premios Cine