Sentencia de muerte

El estado norteamericano de Georgia ejecuta a un hombre condenado por matar a una pareja

05.06.2008 | 12:41

Georgia ejecutó ayer por inyección letal a un hombre declarado culpable de asesinar a una pareja, a pesar de la apelación del ex presidente estadounidense, Jimmy Carter, de que las autoridades conmuten la sentencia de muerte.

Curtis Osborne fue sentenciado a muerte por el asesinato de una pareja en el condado de Spalding County, en el estado de Georgia en 1991, y murió a las 21:15 de ayer (03:05 horas en España) en la prisión de Jackson, según informó la portavoz de prisiones, Mallie McCord.

Su muerte se retrasó más de dos horas debido a una apelación fallida de la Corte Suprema estadounidense.

Esta es la segunda ejecución en el estado desde que el Tribunal Supremo puso fin a una moratoria no oficial sobre la pena de muerte en abril, a lo que le siguieron ejecuciones en el estado de Virginia y Mississippi.

Esta moratoria estuvo vigente desde el pasado septiembre, cuando la corte accedió a estudiar una apelación sobre dos presos de Kentucky que alegaba que el método tan común de inyección letal provocaba dolor y sufrimiento innecesario.

Por su parte, el Centro de Información sobre la Pena de Muerte argumentó que el abogado defensor de Osborne no hizo una buena investigación durante el juicio, ya que si hubiera expuesto antecendetes familiares de enfermedad mental hubiera podido haber salvado la vida de su cliente, pero no fue así.

Georgia ha ejecutado a 42 hombres desde que la Corte Suprema restableció la pena de muerte en 1976, y Osborne, nacido en 1970, fue el décimonoveno en morir por inyección letal.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine