Baviano: ´Todo se orienta en el franquismo a mantener invisibles a las mujeres´

05.06.2008 | 00:00
José Babiano José Babiano

El especialista en Historia del Trabajo habló de los modos de participación femenina en el mundo laboral, en la acción social y en la protesta desde la guerra civil

Las mujeres no sólo participaron sino que impulsaron la acción colectiva en el seno de las comunidades obreras, originando formas y espacios de lucha específicamente femeninos, aunque esta acción surgió a partir del ámbito de la domesticidad, que es el que el régimen les había reservado".
Esas palabras, dichas ayer en el Club FARO por José Babiano, especialista en Historia del Trabajo y Emigración, podrían ser una de as ideas nucleares de su conferencia sobre "Mujeres, trabajo y protesta laboral en el franquismo", que le presentó Isabel Mouriño, secretaria general de Galicia de la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CCOO. ¿Realizaron ellas una acción colectiva desde el ámbito doméstico? A esa aparente paradoja respondió Baviano situando las acciones de las mujeres a tres niveles: uno, como esposas o madres en apoyo y solidaridad de los presos políticos; dos, acciones dirigidas a sostener las huelgas de sus esposos, en la medida en que los paros laborales se fueron incrementando; tercer nivel, ya después de los años 60, su impulso de movilizaciones relativas al ámbito de consumo y condiciones de vida.

Invisibles
Según Baviano hay dos aspectos de la historia de las mujeres durante el franquismo que las hacen particularmente invisibles: el trabajo y la acción colectiva. Rara vez aparecen como protagonistas de las movilizaciones sociales durante la dictadura. Pero para comprenderlo, hay que empezar sabiendo que toda la legislación franquista está orientada a liberar a la mujer casada del taller y la fábrica. "El Fuero del Trabajo, más que norma reguladora -dijo- era declaración de orden ideológico. Y lo que esa ideología indicaba era la pretensión de mantener a la mujer, espacialmente a la casada, dentro de los límites de la domesticidad, asignándole como papel fundamental el de madre y esposa".
Además, como comentó Baviano, durante la posguerra tenía un cierto carácter funcional ese apartamiento pues, ante la ausencia de un tejido social que pudiera parecerse a un estado del bienestar, la reclusión de las mujeres en el hogar garantizaba en lo fundamental la reconstitución y reproducción de la fuerza del trabajo. A ese fin de la domesticidad femenina se orientaba ya desde la etapa educativa, segregando a niños de niñas en las escuelas. "También la legislación laboralk franquista -dijo- era discriminatoria al promulgar una serie de medidas restrictivas y desincentivadoras: excedencia obligatoria al contraer matrimonio, diferente sueldo para el mismo trabajo, permiso marital para que pudieran firmar un contrato laboral... Pero debo aclarar que el franquismo no es sino una versión extrema de un fenómeno bastante anterior".
Como ejército de reserva, comentó este investigador, las mujeres entraban así temporalmente en el mercado laboral en determinados puestos de trabajo. Esto permitía reajustar dicho mercado, sobre todo a partir de los años 60, cuando los empleos de los varones se hicieron definitivamente estables de un modo bastante general
¿Cuáles fueron los sectores de mayor presencia femenina dentro de la economía formal? Los de mayor descualificación y sin posibilidades de carrera profesional, con trabajos rutinarios y subordinados, en la manufactura y los servicios. Babiano habló de una larga historia de trabajos sumergidos. "Sin embargo -afirmó-, el empleo negro de las mujeres no puede considerarse como un trabajo que permite simplemente un ingreso complementario al salario del padre de familia sino que se trataba de un ingreso fundamental para la economía doméstica que en los años 40 permitió la supervivencia familiar y después, en el desarrollismo, hizo posible el consumo de masas. Muchas letras del piso o los electrodomésticos se pagaban en los años 60 con ese empleo sumergido de las mujeres".

Noticias relacionadas

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo