Popular cocinero

Demandan a Ferrán Adrià por engañar a un ex socio al comprar su parte de El Bulli

04.06.2008 | 21:39

Los hijos de un ex socio de Ferran Adrià han presentado una demanda judicial contra los propietarios del restaurante El Bulli, el propio chef y Juli Soler, por considerar que engañaron a su padre, Miquel Horta Almaraz, cuando le compraron su parte del restaurante en el año 2005.

Según un comunicado remitido a Efe por Jofre y Sergi Horta, hijos de Miquel Horta, un conocido mecenas del mundo de las letras en Cataluña, éste recibió un "precio irrisorio" por las acciones que poseía en El Bulli (Roses, Girona) y que adquirió en 1994 gracias a una aportación inicial que no han cuantificado.

La familia Horta ha presentado una demanda de diligencias preliminares contra Ferran Adrià y Juli Soler con el asesoramiento del abogado Juan Ignacio Navas, ante el Juzgado Decano de Barcelona, que deberá ser tramitada por un juzgado mercantil de esta capital.

Este juzgado mercantil decidirá si autoriza la "exhibición de la documentación" contable de las compañías Restaurante El Bulli, así como de otras empresas del sector de la restauración vinculadas a los dos demandados.

Una vez que se consiga analizar esta documentación, del entramado de empresas que se han creado alrededor de El Bulli a la vez que crecía la fama del cocinero de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), los hijos de Miquel Horta no descartan continuar las acciones legales para conseguir un precio más adecuado al que recibió su padre hace tres años.

Jofre y Sergi Horta sienten que su padre fue "engañado por los demandados, ocultándole al mismo beneficios y actividades paralelas a través de sociedades interpuestas de restauración durante el tiempo en el que Dalga, S.L. fue socia" de El Bulli.

Dalga es la sociedad a través de la cual Miguel Horta devino socio del restaurante El Bulli y actualmente es administrada por los hijos de este empresario, antiguo propietario de la marca Nenuco.

El abogado de la familia Horta, Juan Ignacio Navas, ha insistido a Efe en que los términos de la demanda "no se facilitarán a nadie por respeto a los tribunales y a los propios demandados", en este caso Ferran Adrià y su socio en el Bulli, Juli Soler.

Ha puntualizado también que lo que demandan los Horta ante un juzgado mercantil son documentos relacionados con el negocio del restaurante y que no se ha presentado ningún tipo de actuación penal.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine