Save the Children

Uno de cada tres niños que vive en países en conflicto no recibe educación

28.04.2008 | 18:06

Uno de cada tres niños que vive en países en conflicto no puede recibir formación como consecuencia de la escasa financiación que los donantes destinan a la educación, según consta en un informe elaborado por Save the Children España sobre infancia y conflictos armados. Este problema se podría solucionar con 9.000 millones de dólares, es decir, el doble de lo comprometido en 2005, y 7.000 millones más de lo que realmente se destinó ese año a la educación.

Así lo indicó hoy en declaraciones a los medios de comunicación el director general de la entidad, Alberto Soteres, momentos antes de presentar las conclusiones del informe en el seminario 'La importancia de la educación como herramienta de protección para los niños y niñas afectados por conflicto armado y su papel en la construcción de la paz', que se celebra hoy y mañana en Valencia. En el acto estuvo acompañado por el conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco.

Según consta en el informe, son 39 millones de niños los que no pueden ir a la escuela por vivir en países afectados por conflictos, lo que significa que más de la mitad de los menores sin escolarizar --suman un total de 77 millones en todo el mundo-- se concentran en lugares que apenas representan el 13 por ciento de la población mundial.

A este respecto, Soteres indicó que durante cerca de 60 años, desde la Declaración de los Derechos Humanos de 1948, los líderes mundiales hicieron promesas a todos los niños sobre su derecho a ir a la escuela y a recibir educación pero, lamentó, "si no se hace más", estas promesas "quedarán incumplidas". Así, puntualizó, al menos 30 millones de niños seguirán sin poder recibir educación en 2015 y, la mayoría de ellos, en países pobres afectados por conflictos armados.

Con ello, Save the Children ha identificado cuatro áreas "clave" que requieren de una revisión para poder alcanzar la Educación Primaria Universal, incluyendo a los niños que viven países en desarrollo: educación infra financiada; los países en situación de conflicto reciben menos de lo que en justicia les corresponde; baja priorización de la educación en estos lugares; la educación tiene una prioridad baja en situaciones de emergencia.

SEMBRAR BASES DE PROSPERIDAD

El conseller de Inmigración y Ciudadanía subrayó que "invertir en la educación de los niños, en su igualdad y protección es sembrar las bases del desarrollo y prosperidad de los pueblos", y destacó que informes como el de Save the Children, que lleva el título 'El Último de la Fila, el Último de la Clase', "son la mejor vía para transmitir a la sociedad que se puede y se debe hacer más por los millones de niños no pueden acceder a la educación aunque éste sea un derecho universal".

Aseveró que los niños "son los más injustos afectados por las guerras" y a ellos "se les dificulta el acceso a la educación, cuando es precisamente ésta la que, además de ser un derecho universal, es la que les puede salvar la vida y proteger de la explotación y las violaciones de los derechos humanos", dijo.

Blasco recordó que durante los últimos años, el Gobierno valenciano ha destinado más de 33 millones de euros para un total de 226 proyectos desarrollados en El Salvador, Nicaragua, Benin, República Democrática del Congo (RDC), Albania, Perú, Ecuador, República Dominicana, Cuba, Bolivia o Colombia.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine