enfermedad genética

La talasemia grave afecta a unos cien enfermos que reciben transfusiones regularmente

28.04.2008 | 17:57

La talasemia beta más grave, una enfermedad genética rara que obliga a quienes la sufren a recibir transfusiones regulares, afecta en España solo cien personas aunque su frecuencia está aumentando debido a la inmigración procedente de países donde su incidencia es mayor.

La Asociación Española de Lucha contra las Hemoglobinopatías y Talasemias (ALHETA), ha hecho hoy esta advertencia con motivo de la celebración, el 8 de mayo, del Día de la Talasemia.

Las talasemias (alfa y beta), tanto en su variante más grave, la talasemia mayor, que el paciente deberá tratarse durante toda su vida, como en la más leve, que puede no causar síntomas por lo que el individuo puede ignorar que la padece, afectan a entre un 0,2 y un 2 por ciento de la población en España, según datos de ALHETA.

Sin embargo, estas enfermedades y otras de origen genético que impiden, como las talasemias, la producción normal de hemoglobina, -la proteína que transporta el oxígeno en la sangre-, son la patología genética más frecuente en el mundo, al afectar al cinco por ciento de la población, afirmó la especialista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid Ana Villegas.

La talasemia beta, que presenta una mayor incidencia en la cuenca mediterránea y Asia, es más frecuente entre los inmigrantes del norte de África, como argelinos y marroquíes, de Centroamérica, y de Asia, que suponen ya un alto porcentaje de los enfermos diagnosticados en España y que, en ocasiones, presentan variedades más graves no observadas anteriormente en el país, aseguró Villegas.

La rigidez del sistema sanitario dificulta e incluso impide que los enfermos de talasemia mayor, que necesitan acudir regularmente a los hospitales para recibir transfusiones y otros tratamientos, puedan trabajar o asistir al colegio normalmente, debido a la gran cantidad de horas que estos enfermos deben pasar en el hospital, denunció el presidente de (ALHETA), Antonio César Cerrato.

La única cura de esta enfermedad es conseguir un trasplante de médula, pero sólo un 25 por ciento de los enfermos lo consigue, porque "hay muy pocos donantes", señaló Cerrato, quien subrayó que hoy donar médula es un proceso mucho más simple y sólo lleva tres o cuatro horas.

La doctora Villegas puso el acento sobre la importancia del diagnóstico precoz y de estudiar a la pareja de un enfermo diagnosticado de talasemia, ya que si los dos presentan la variedad más leve, sus hijos tienen un 25 por ciento de probabilidades de padecer la más grave.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine