Exposición

Las portadas de George Lois para ´Esquire´ se exhiben en el MoMA de Nueva York

25.04.2008 | 21:50

La provocadora imagen de Muhammad Ali, en pantalón de boxeo y traspasado como San Sebastián por seis flechas, creada por George Lois para "Esquire" es una de las treinta portadas de esa revista que desde hoy expone el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

La institución neoyorquina ha elegido 32 de las 92 portadas que el diseñador estadounidense hizo para esa revista masculina entre 1962 y 1972, y agruparlas bajo el título de "George Lois: Las portadas de Esquire", en una muestra que se puede ver hasta el 31 de marzo de 2009.

La instantánea de Muhammad Ali como portada del "Esquire" corresponde al número de abril de 1968 y es "una de las imágenes más icónicas de la época, porque une asuntos tan incendiarios de entonces como la guerra de Vietnam, la raza y la religión", dijeron hoy los organizadores de la exhibición.

George Lois, uno de los creativos más prolíficos, renovadores y destacados de Estados Unidos, revolucionó en la década de los sesenta del pasado siglo la manera de presentar la información y las cubiertas de las revistas de la época.

"Muchas portadas de entonces tenían un estilo banal y estructurado, en el que a menudo la imagen competía con el texto.

Lois introdujo en ellas una potente imagen con una expresión que iba más allá de la ilustración del artículo", dijo el MoMA.

Lois, neoyorquino de 77 años, supuso una verdadera entrada de aire fresco en el mundo de la edición y la publicidad, al servirse del poder de la comunicación de masas para abordar temas de interés como el racismo, el feminismo o la guerra de Vietnam, que en aquella época dividía a la sociedad estadounidense tanto como ahora lo hace la de Irak.

Imágenes tan conocidas en la cultura pop como la de una sexy Virna Lisi (1965) con espuma de afeitar en su rostro, de Muhammad Ali (1968) sufriendo el martirio de su renuncia a cumplir el servicio militar o la de un Andy Warhol (1969) deconstruido e intentando salvarse de su famosa creación de la sopa de tomate Campbell, surgieron de la creatividad de Lois.

Las portadas de esa revista masculina mensual, creada en 1933, apenas saliendo de la Gran Depresión de Estados Unidos, se han convertido desde entonces en parte de la iconografía estadounidense y en un lugar en el que quiere salir toda estrella mediática que se precie.

Harold Hayes, que era el editor en 1961 de esa publicación, conoció a Lois y le propuso diseñar en solitario la portada de su revista, cambiando así lo que hasta entonces se hacía: decidir por consenso entre los redactores jefes la imagen de la cubierta.

"Era consciente de que mis portadas eran provocadoras y sólo salieron a la luz gracias al esfuerzo del editor de la revista, que se jugó su puesto de trabajo para que las publicaran", dijo hoy Lois al inaugurar la exposición.

De esa colaboración surgieron sorprendentes y provocadoras imágenes como la del boxeador Sonny Liston, fotografiado en 1963 por Carl Fischer como el primer Santa Claus negro en un momento en que la sociedad estadounidense vivía dividida por los problemas raciales y surgía la figura de Martin Luther King.

Un impacto similar tuvo unos años después la figura del boxeador Cassius Clay, que tras convertirse al islám adoptó el nombre de Muhammad Ali y se declaró objetor de conciencia por motivos religiosos para no ir a la guerra de Vietnam.

"En 1968, mientras Muhammad Ali esperaba la decisión del Tribunal Supremo (sobre su rechazo al ejército), posó como el mártir cristiano San Sebastián, que milagrosamente sobrevivió a las numerosas flechas que le traspasaron", recordaron los expertos.

En aquella sesión de fotos, explicaron, el boxeador "nombró cada una de las flechas con el nombre de sus torturadores: el general Westmoreland, el secretario de Defensa Robert McNamara y el presidente (Lyndon) Johnson, entre otros. La imagen fue tan popular que después se reproducía como cartel en las protestas".

"Si tuviera que elegir mi portada favorita escogería la de Mohammad Ali como San Sebastián, por lo que significó en la época como imagen que evocaba distintas religiones", señaló Lois.

Su poderosa imaginación le llevó a abordar de la manera gráfica más moderna asuntos como juventud y religión, con la portada en 1970 de la catedral de San Patricio, el símbolo mayor del catolicismo en Estados Unidos, con la marquesina de un cine, anunciando la película "Easy Rider", estrenada un año antes y ya representación de la rebeldía.

Lois, además, también diseñó la campaña electoral de Robert Kennedy en 1964, creó el concepto de cocina ligera y la campaña de televisión "I want my MTV", además de numerosos libros como "The Art of Advertising" (1976), "$ellebrity" (2003) o "Iconic America" (2007).

 
Enlaces recomendados: Premios Cine