El vídeo que Yoko quiere censurar

Se desconoce si la pretensión de la viuda de John Lennon pretende frenar la cinta por la imagen del artista fumando hachís o por sus reflexiones sobre Nixon

23.04.2008 | 12:49
Imagen de archivo de John Lennon y Yoko ONo Imagen de archivo de John Lennon y Yoko ONo

Existen ciertos artistas cuya imagen aparece siempre ligada a las drogas. Así, por ejemplo, a Bob Marley se le relaciona directamente con la marihuana, y por su uso terapéutico, a Pete Doherty con la heroína, después de sus entradas y salidas de los centros de desintoxicación. Del mismo modo, nadie se escandalizaría si le dijeran que John Lennon, durante sus protestas pacíficas en sendas camas de hoteles de Amsterdam (Holanda) y Montreal (Canadá) en 1969, consumió marihuana o hachís. Sin embargo, su viuda Yoko Ono no parece dispuesta a que esa imagen de su difunto prevalezca en la memoria colectiva y ahora intenta detener un vídeo en el que John Lennon aparece fumando resina de cannabis.

Al parecer, la cinta que Yoko Ono no quiere que salga a la luz es una grabación de nueve horas en la que se muestra tres días en la vida de John Lennon en febrero de 1970, un año después de que grabara aquel 'Give peace a chance' durante su protesta 'bed-in' en Montreal y semanas antes de que los Beatles se disolvieran. En la cinta, el artista aparece fumando hachís y reflexionando en voz alta sobre asuntos de actualidad, e incluso se le puede ver discutiendo apasionadamente sobre la posibilidad de introducir LSD en el tea del ex presidente Richard Nixon, al que las teorías conspiratorias de los seguidores de Lennon sitúan al frente de un complot del FBI para librarse de su políticamente incorrecta presencia.

El vídeo en cuestión es propiedad de la compañía World Wide Videos, con base en Massachusetts, según informaciones de 'Contact Music', pero ahora estaría en posesión de Yoko Ono, que ha decidido acudir a la Justicia para evitar que se publique. Según el abogado de World Wide Videos Joseph Doyle, la Justicia deberá resolver a quién pertenecen los derechos de copyright, porque su compañía cree "que legitimamente poseemos el copyright de la grabación". La compañía pagó más de un millón de dólares por las nueve horas de cinta y anunció que lo sacaría a la luz el año pasado, pero una primera demanda de Yoko Ono detuvo su estreno.

Se desconoce si la pretensión de la viuda de John Lennon pretende frenar la cinta por la imagen del artista fumando hachís o por sus reflexiones sobre el ex presidente estadounidense. En cualquier caso, nadie es ajeno a los coqueteos del artista con los estupefacientes, y más después de que el actor Tony Booth, suegro del ex primer ministro británico Tony Blair, desvelara que, en 1969, un grupo de fans histéricas sitiaron a Lennon en el piso del 'camello' de Londres y que la Policía se ofreció a escoltarle a su casa para que no se produjeran incidentes. Lo que los agentes no sabían, según la versión de Booth, que en ese momento había ido a por droga al piso, era que John Lennon llevaba en su bolsillo más de 4 kilos de marihuana recién comprada y le dejaron en su casa a él y a la droga, sano y salvos.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine