Despedidas

El Maradona de las Ramblas recibe el adiós emocionado de los seguidores barceloneses

16.04.2008 | 19:11

Varias decenas de barceloneses han asistido hoy al acto de despedida de Joan Sabaté, el Maradona de las Ramblas, quien, recién cumplidos los 65 años, ha colgado las botas tras casi dos décadas de mostrar sus habilidades con el balón en este céntrico paseo de la capital catalana.

Los miembros de la plataforma "Salvemos al Maradona de la Rambla" -formada hace unos años para defender a Sabaté, cuando una normativa municipal le prohibió seguir dando toques al balón en la calle- han sido los encargados de este homenaje, donde se le ha entregado, frente a la fuente de Canaletas, una camiseta de la selección catalana, en la que se podía leer "Maradona de la Rambla. 20 años".

Sabaté ha dado ante los presentes veinte "toques" seguidos, uno por año que ha pasado en las Ramblas, y se ha dejado fotografiar, rodeado de una gran bandera catalana, por todos los que se han querido llevar un recuerdo de su retirada.

Emocionado, casi abrumado por la presencia y la atención de una quincena de periodistas y cámaras, ha explicado que el peor momento de su "carrera" en las Ramblas tuvo lugar el 18 en marzo del 2005, cuando desde el consistorio se le dijo de que no podría continuar allí dando "toques, aunque luego recibió la "amnistía" municipal.

Aquella triste jornada, recuerda, sin embargo, fue seguida por la "mejor de su vida", cuando decenas de personas se congregaron para reivindicar que le dejaran actuar, y le animaron a seguir: "gente anónima que me decía que yo era parte de la Rambla", ha explicado con la voz entrecortada.

Sabaté, que ha reconocido "estar como un flan" y que no había dormido por los nervios de la despedida, ha señalado que aunque está un "poco saturado de fútbol" quiere seguir vinculado a este mundo, ahora como entrenador de niños, "que son los mejores", pero todo tras el verano, tras un "descanso merecido".

El "Maradona de las Ramblas" confía en que los barceloneses no le olviden, y para evitarlo ha sugerido que algún cantautor le dedique una canción -"me haría mucha ilusión"-, a la vez que ha adelantado que tiene previsto escribir sus memorias, en las que narrará su vida, incluida la de antes de aterrizar en las Ramblas, cuando trabajó en una empresa metalúrgica.

El portavoz de la plataforma "Salvemos al Maradona", Daniel Hernández, ha lamentado que en el homenaje no haya aparecido el alcalde, Jordi Hereu, a quien habían invitado, y ha criticado "que poco a poco" y con la desaparición de personajes como Sabaté, las Ramblas estén perdiendo su paisaje humano "por unos cambios que han hecho que la ciudad esté cambiando mucho y muy deprisa".

A pesar de la retirada de esta casi mítica figura, su "legado" parece que continuará, ya que pocos metros más abajo, en la misma Rambla de Canaletas, se encontraba hoy haciendo malabarismos con el balón "Beto", un mexicano que, con el esférico sobre la cabeza, sorprendía también a los paseantes, sobre todos a los turistas, que no se resistían a hacerse la foto de rigor.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine