Cine

Sigourney Weaver sería capaz de hacer de muda con tal de rodar con Almodóvar

15.04.2008 | 19:24

La actriz estadounidense Sigourney Weaver, que estrenará en breve en Estados Unidos la comedia "Baby Mama", aseguró hoy que le encantaría rodar con el español Pedro Almodóvar, aunque no tuviera ni una sola línea de texto.

"Me encantaría trabajar con Almodóvar, pero en sus películas no hay actrices que hablen inglés, así que podría interpretar a una persona muda o a alguien que esté aprendiendo español", dijo Weaver en una entrevista con Efe, en la que se definió como una "auténtica fan" del director manchego.

La actriz, de 58 años y conocida en todo el mundo por su papel de Ripley en la saga de "Alien", explicó que conoció a Almodóvar "hace mucho tiempo", cuando se especulaba con una versión estadounidense del filme "Mujeres al borde de un ataque de nervios", que jamás llegó a producirse.

"Gracias a ese proyecto me reuní con Almodóvar y es un tipo encantador", dijo Weaver, quien entiende "perfectamente" que éste prefiera trabajar "en su país, donde tienen lugar sus exquisitas películas" y no en Estados Unidos, "un mundo que no le inspira mucho".

La actriz, nominada al premio Óscar en tres ocasiones, también aseguró que le gustaría aprender español para participar en películas rodadas en ese idioma y porque se trata, a su juicio, de "una lengua preciosa que hablan millones de personas en el mundo y también ya en Estados Unidos".

De momento, sin embargo, dijo no disponer de mucho tiempo para estudiar un nuevo idioma, ya que en los últimos meses ha enlazado varios rodajes con las promociones de sus últimas películas como "En el punto de mira", ambientada precisamente en Salamanca, y la comedia que promociona ahora, "Baby Mama", que abrirá el Festival de Cine de Tribeca (Nueva York) el próximo 23 de abril.

"Para mí, no hay nada como la comedia. Siempre me siento muy cómoda y muy segura trabajando ese género", explicó la actriz, que ha participado en películas de este tipo como "Cazafantasmas" o "Las seductoras".

En esta ocasión se puso bajo las órdenes del director novel Michael McCullers, conocido como guionista de los filmes de "Austin Powers".

Weaver comparte la pantalla con otro veterano del humor, Steve Martin, aunque el filme, centrado en la temática de las llamadas "madres de alquiler", está protagonizado por Tina Fey y Amy Poehler, muy conocidas en Estados Unidos gracias al programa de televisión "Saturday Night Live".

"Es un auténtico regalo para la audiencia, ya que muestra la desgarradora realidad de la infertilidad, que muchas mujeres sufren en silencio, en forma de comedia", dijo Weaver, quien interpreta a Chaffee Bicknell, quien se enriquece al poner en contacto a mujeres con madres de alquiler.

"Siempre interpreto a esas mujeres fuertes, de éxito, pero yo no soy así, aunque, como la mayoría de mujeres, intento mejorar en cada momento. Fue un desafío ponerme en la piel de Bicknell", dijo.

La historia de Kate (Fey), una mujer de negocios que, cuando quiere procrear, se da cuenta de que no puede, y Angie (Poehler), la joven que se presta a alquilar su útero en busca de una vida mejor, es, según Weaver, una oportunidad "para que se hable más de las madres de alquiler".

"Mi papel es muy convincente: si confías tus hijos a una niñera, ¿por qué no lo vas a hacer a una madre de alquiler? Es lo mismo, pero antes de que nazcan", explicó la actriz, quien, ya sin bromear, dijo que "no es ningún error formar una familia así, siempre que el bienestar de los niños sea lo primero".

Weaver también se mostró encantada con lo divertidas que son las protagonistas, "algo que acaba ya con la filosofía que ha durado mucho tiempo de que los hombres son más divertidos que las mujeres en este país", un debate que ha ocupado la portada del número de abril de la revista "Vanity Fair".

La actriz estadounidense también habló del proyecto que acaba de rodar, "Avatar", la nueva aventura futurista del director canadiense James Cameron que, en principio, llegará a los cines en diciembre de 2009 y que Weaver define como "la mayor aventura cinematográfica" en la que se ha embarcado hasta el momento.

"No puedo explicar mucho, pero garantizo que al público le costará olvidarse del mundo fantástico que Cameron ha creado", aseveró la actriz, a quien no le importaría volverse a poner en la piel de Ripley y rodar la quinta parte del clásico, aunque debería ser "con un buen guión y bajo las órdenes de Ridley Scott".

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine