Homenaje

Familiares y amigos recuerdan a Norman Mailer en Nueva York

10.04.2008 | 10:48

El escritor estadounidense Norman Mailer, fallecido en noviembre de 2007, recibió hoy un emotivo homenaje en el Carnegie Hall de Nueva York, donde se dieron cita familiares y amigos del controvertido artista.

Los nueve hijos y la viuda de Mailer se rodearon de algunos de los mejores amigos del polifacético escritor, como el actor Sean Penn o el escritor Don DeLillo, entre otros, para recordar el legado del que es considerado uno de los autores más importantes del siglo XX.

"Norman Mailer está muerto. Esta frase es el lamento de lo que la grandeza fue un día y la inspiración que la grandeza debería tener a partir de ahora", dijo Penn, ganador del Oscar por "Mystic River" (2003), en un breve discurso.

A las palabras de Penn se sumaron el reconocimiento de otros cercanos al escritor, como William Kennedy, premio Pulitzer; J.

Michael Lennon, biógrafo oficial de Mailer; o Gina Centrello, presidenta de la editorial Random House, que publicó los libros del también periodista desde 1984.

Destacaron el carácter "luchador y antisistema" de Mailer (1923-2007), quien incluso llegó a presentarse a alcalde de Nueva York en 1967 con un proyecto para lograr que la Gran Manzana se convirtiera en el estado número 51 de Estados Unidos.

Recordaron la originalidad y la crudeza de las obras con las que Mailer consiguió una fama que le sorprendió a los 25 años, cuando, al regresar de la Segunda Guerra Mundial publicó "Los desnudos y los muertos" (1948), que le permitió retratar la historia más reciente de su país.

Mailer también recibió el homenaje del escritor y Premio Nobel alemán Günter Grass, quien, mediante una carta que se leyó en el acto, mostró su admiración por "uno de los pocos escritores valientes, ya que sabía que esta profesión literaria es, además, una labor política".

Sin embargo, el protagonismo del acto recayó en su mayor parte en la familia del autor de "Un sueño americano" (1966) y "El castillo del bosque" (2007).

Los nueve vástagos de Mailer rememoraron mil y una anécdotas de un padre al que describieron como "enérgico" y del que destacaron, además de su carácter rebelde, la capacidad para amar que les enseñó.

La mayoría de los miembros de la familia recordó los últimos momentos que compartieron con el escritor, cuyo sobrino Peter Alson explicó ante el público cómo, ya en el hospital y a punto de morir, Mailer pidió tomarse una última copa de ron con naranja, que compartió con todos sus hijos.

Norman Mailer falleció en Nueva York a los 84 años tras sufrir un fallo renal, el 10 de noviembre de 2007.

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine