Cuota de mercado

El cine español duplica el número de espectadores y los ingresos en lo que va de año

10.04.2008 | 19:46

La cuota de mercado del cine español ascendió al 19,3 por ciento en el primer trimestre de 2008, lo que supone casi el doble, tanto en número de espectadores como en recaudación, que en los mismos meses del año pasado, cuando fue del 10,3 por ciento.

Estos datos rompen la tendencia de los últimos años, que solían empezar negativamente tanto en ingresos como en taquilla, lo que hace pensar que "podemos estar frente a un buen año del cine español", ha señalado hoy en rueda de prensa el presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (FAPAE), Pedro Pérez, en el marco del Festival de Cine de Málaga.

En cuanto al número de películas, en el primer trimestre se han puesto en marcha trece producciones íntegramente españolas y nueve coproducciones, por lo que el total de largos son 22 frente a los 32 de los tres primeros meses del pasado año.

Los rodajes notificados son 37, once más que en 2007, y los estrenos han sido 26 hasta marzo, lo que supone cuatro menos que el pasado año.

Respecto a las 172 películas que se produjeron en total durante 2007, Pérez ha indicado que es una cifra elevada para poder competir con los grandes estrenos de otros países, por lo que ha abogado por que la cifra fuera inferior al centenar para luchar por una mejor cuota de mercado.

Esto no significaría una disminución de la producción, ha explicado, porque debería haber más telefilmes y menos películas con recorrido en salas.

Las películas españolas que más éxito han tenido han sido "Mortadelo y Filemón" y "Los crímenes de Oxford" -una coproducción-, con 1,5 millones de espectadores cada una y ocho semanas en los veinte primeros puestos de la taquilla.

El presidente de la FAPAE ha señalado que el contraste de resultados con el año pasado ocurre porque "el cine es muy cíclico, muy estacional" y que "tristemente los estrenos de películas españolas se acumulan y a veces no se dosifica bien la cosecha".

A pesar de esto ha manifestado que "la riqueza del cine español es su variedad" y que hay que defenderla porque "no se puede apostar solo por el cine al que creemos que va a entrar el espectador", sino que hay que combinar películas de alto valor comercial con las de nuevos talentos.

Pérez ha marcado también las prioridades del cine español para la nueva legislatura, entre las que ha destacado la necesidad de adecuar el marco fiscal para que se concrete la entrada de capitales necesarios para la producción, sobre todo de la banca, "que ya han entendido que la palanca fiscal supone una nueva línea de negocio".

Ante esta nueva fuente de financiación, la FAPAE se muestra "optimista", aunque no resuelve los problemas de mercado porque las películas después necesitan su amortización y la apuesta firme de las televisiones, ha añadido.

Además, ha indicado que la nueva Agencia del Audiovisual no puede convertirse en algo similar al Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y debe tener "una ambición mayor" y nuevas competencias.

La FAPAE pide también que la ley general del audiovisual "no se olvide de los contenidos" porque "este es un sector que tiene que ser regulado para garantizar la competencia".

 
Enlaces recomendados: Premios Cine