Plácido Domingo estrena disco

Un tributo a la copla española

08.04.2008 | 18:52

Plácido Domingo rinde homenaje a la copla y sus grandes intérpretes en "Pasión española", un disco que reúne 13 títulos emblemáticos, desde "La bien pagá" a "Ojos verdes", piezas con bellísimas melodías y corta duración que, a juicio del tenor, condensan tanta pasión como una ópera.

A punto de terminar sus representaciones de la ópera barroca "Tamerlano", Plácido Domingo ha presentado hoy en el Teatro Real su nuevo disco (Deutsche Gramophon), flanqueado por Miguel Roa, que ha dirigido a la Orquesta de la Comunidad de Madrid en este lance, y de Emilio Aragón, responsable de los arreglos de varios de los cortes del CD.

En una larga y muy concurrida conferencia de prensa, el tenor español ha explicado que tenía desde hace 10 ó 15 años la idea de rendir homenaje a la copla, pues quería acercarla a una generación que prácticamente no ha conocido este género y a los grandes cantantes que la interpretaron.

Pidió al maestro Roa una selección de títulos, que estuvieron esperando en una carpeta sobre su piano, hasta que surgió la oportunidad de grabar "Pasión española", encerrándose cuatro días con la Orquesta de la Comunidad de Madrid en julio de 2007 en el Teatro Albéniz.

Fueron unos días de "arduo e intenso trabajo", ha reconocido Plácido Domingo, quien comenzó con una relación de 30 canciones, que luego quedó en 18 ó 19, pero que finalmente se redujo a 13 en el disco por falta de tiempo. "Nos costó arrancar" ha confesado.

"Falsa moneda", "El día que yo nací", "Te lo juro yo", "Suspiros de España", "La cruz de mayo" o "Me embrujaste" son algunos de los títulos de su particular homenaje a grandes intérpretes como Concha Piquer, Juanita Reina o Juanito Valderrama, y especialmente a Imperio Argentina, su favorita, quien le llegó "más hondamente".

Y es que el tenor tiene grandes recuerdos de estos artistas porque cuando llegó a México veía sus películas y los escuchaba.

"Era un repertorio muy popular, un tipo de canción que todo el mundo sabía", ha insistido Plácido Domingo, quien no oculta que, aunque le gusta cantar en todos los idiomas, "en español se lanza más dentro del texto".

A su juicio, la mayor dificultad de cantar copla reside en que por espacio de tres o cuatro minutos, "tienes que redondearlo todo".

"Cuanto más breve es algo que interpretas, más difícil", ha añadido el artista, quien ve en estas piezas verdaderas "minióperas".

"No concibo cantar sin pasión; la justa, sin exagerar. Una canción puede tener tanta pasión como la ópera", ha precisado Plácido Domingo, quien duda hacer un concierto sólo de copla o de ranchera, porque "te rompe la garganta".

Eso sí, no descarta cantar varias al finalizar alguna de las múltiples galas que jalonan su agenda, repleta de planes que no parecen pesarle salvo porque quisiera ver crecer a su nieto más pequeño. "El público sigue pidiéndome que cante. No se trata de números, sino de que cuando has nacido con un don, tienes la obligación de darlo hasta que lo pierdas", ha advertido.

"Trabajar con Plácido Domingo es una clase magistral; todo lo que hace, lo hace con pasión e imprime un carácter definitivo", ha dicho Emilio Aragón, que ha querido respetar en este disco el carácter de la copla, que, según el maestro Roa es "un cajón de sastre, donde todo está mezclado y todo cabe, pero que hay que hacer bien, sin medias tintas".

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine